Yolmer Sánchez y David Peralta ganaron Guantes de Oro

Prensa LVBP.- Yolmer Sánchez y David Peralta se hicieron merecedores del Guante de Oro por primera vez en sus carreras de ligamayoristas. Este domingo se conocieron los ganadores del galardón que entrega Rawlings y que es determinado por una combinación de votos de los managers y coaches de las Grandes Ligas, basados en índices sabermétricos que provee la Sociedad para la Investigación del Beisbol Americano (SABR, por su siglas en inglés).

Sánchez se convirtió en el primer jugador de posición de los Medias Blancas de Chicago que se lleva el reconocimiento, desde que lo hizo el tercera base Robin Ventura en 1998. El jugador patiblanco se impuso a José Altuve (Astros) y D. J. LeMahieu (Yanquis), los otros dos intermedistas que fueron nominados en la Liga Americana.

El segunda base de Chicago redondeó una sensacional campaña defensiva, que le otorgó 11 carreras salvadas. Sólo Kolten Wong, de los Cardenales de San Luis, fue mejor que el venezolano en esa categoría, entre los camareros elegibles, con 14.

“Significaría todo para mí”, dijo Sánchez al periodista Chuck Garfien, de CBSSports, cuando le preguntó en septiembre cuán importante sería ganar el Guante de Oro. “Crecí viendo a Omar Vizquel, quien fue uno de mis modelos a seguir. Siempre he querido ganar al menos un Guante de oro, porque quiero seguir su ejemplo, como venezolano”.

“Creí en mi defensiva desde el primer día. Por eso uso Rawlings, porque en el futuro quiero ganar un Guante de Oro”, agregó Sánchez, que no tuvo que esperar mucho para cumplir su sueño.

Sánchez también lideró a los camareros del joven circuito en Ultimate Zone Rating, una métrica avanzada del sitio Fangraph, que le otorgó un índice 4.9. Además, Sánchez hizo 116 jugadas fuera de su zona, 37 más que cualquier otro segunda base de la Americana. Esa estadística refleja el número de atrapadas que puede hacer un jugador fuera de su territorio o “zona” promedio.

Peralta lideró a los jardineros izquierdos de la Liga Nacional con 10 carreras salvadas, gracias a su guante, cifra que dobló el tope personal que había alcanzado en 2018, pese a que sólo pudo aparecer en 93, tras perderse casi la mitad de la temporada con una recurrente lesión en el hombro derecho que terminó llevándolo al quirófano a finales de agosto.

Peralta se impuso a Juan Soto (Nacionales) y Hunter Renfroe (Padres), los otros left fielders tomadas en cuenta para el premio.