lunes, agosto 8, 2022

Inicio Opinión Vicente Emparan, Marcos Pérez Jiménez y Nicolás Maduro

Vicente Emparan, Marcos Pérez Jiménez y Nicolás Maduro

(Por: Nelson Acosta Espinoza)

Retroceder en el tiempo es un ejercicio que puede arrojar luces en torno a los recientes acontecimientos en el país. En particular sobre la conveniencia de llevar a la práctica los procedimientos implícitos en la puesta en escena de un Referéndum Revocatorio.

Esta figura no es ajena de nuestra historia política. De hecho el nacimiento de la república es producto de unas circunstancias que bien podrían definirse como el Revocatorio de un mandato.

El 19 Abril de 1810 el Representante del Rey Vicente Emparan ante la presión ciudadana se vio obligado a renunciar: “Si ustedes no quieren que yo los mande, yo tampoco quiero mando”, y abandonó el cargo. Ese día nació la República.

La lección que debemos aprender es obvia. En aquella circunstancia los ciudadanos unidos pudieron revocar el mandato del Representante del Rey. Esta enseñanza tiene plena vigencia en la actualidad.

Vamos a detenernos brevemente en los escenarios que facilitaron la revocatoria (derrocamiento) del mandato de Marcos Pérez Jiménez. En primer término es importante subrayar las de naturaleza macroeconómica: El régimen sufrió una crisis fiscal debido a la disminución de los ingresos petroleros. Esto trajo como consecuencia la disminución del gasto público dirigido a la construcción de obras públicas y reducción de su capacidad para honrar las deudas contraídas con el sector privado. Estás realidades derivaron en un agotamiento del protagonismo del régimen y el achicamiento de su base política de sustentación. Suena conocida esta descripción. Es lo que ha venido ocurriendo en la última década de la economía del país.

La segunda condición que agregó valor al accionar de los sectores democráticos fue su sensatez en corregir los errores cometidos en el llamado trienio (sectarismo, radicalismo e incomprensión de la naturaleza heterogénea del país político). Es así que en 1957 se crea la Junta Patriótica. Estuvo formada por los partidos Acción Democrática, COPEI, Unión Republicana Democrática (URD), El partido Comunista de Venezuela (PCV) sectores empresariales, líderes estudiantiles y representantes de la iglesia. De tal manera que se dotó a la lucha contra la dictadura de una coalición unitaria que abriría cauces para el triunfo político y democrático sobre el régimen. La unidad fue la iniciativa táctica y estratégica que logró dar sentido de propósito a la lucha por la democracia.

Desde luego lo acontecido fue más complejo de lo que hasta el momento hemos narrado. He intentado resaltar que en las dos situaciones mencionadas la clave para obtener éxito fue la unidad ciudadana. Vale decir la construida de abajo hacia arriba.

En otras notas he señalado que las crisis económicas por si solas no provocan el derrumbe de un determinado régimen político de vocación autoritaria. Se requiere de la presencia de condiciones políticas y de una apreciación apropiada (subjetiva y cultural) de la coyuntura.

El momento político demanda con urgencia la reconstrucción de una nueva mayoría y, para alcanzar este objetivo, se haría  necesaria la edificación de una narrativa y estrategia que interpele a la ciudadanía Democrática que existe en el país.

El Referendum Revocatorio pudiera estimular la creación de esa nueva alternativa política. Dar paso a la solidificación de una unidad programática que proporcionaría solidez institucional a la democracia por venir. Me atrevo a sugerir la recuperación de la experiencia de la pasada Junta Patriótica que represente los distintos sectores que se oponen al régimen de Nicolás Maduro.

No hay que bajar la guardia. El régimen no permanecerá pasivo. La derrota en Barinas le debe haber mostrado la vulnerabilidad sobre la cual reposa su acción gubernamental. La última decisión del CNE convocando a la recolección de firmas a nivel nacional el 26 de Enero muestra la poca intención del régimen de ceñirse apropiadamente a los procedimientos democráticos y constitucionales.

Hay que estar alerta. No dejarse sorprender por cierta narrativa democrática que tiene sus raíces en una interpretación extrema del concepto de Jean – Jacques Rousseau de la “voluntad general”. Supuestamente está condición refleja el interés común de toda la población, lo que implica que una mayoría de ciudadanos puede tomar desiciones para la comunidad en su conjunto sin tener en cuenta los puntos de vista y los derechos de las minorías.

En fin estamos frente a la posibilidad de construir una alternativa política de sesgo liberal y a partir de esta orientación profundizar en la búsqueda de la unidad que permita desalojar (vía referendum o elecciones ) del poder a Nicolás Maduro.

Este debe ser el objetivo estratégico.

También puedes leer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

C.N.R SEÑAL DE RADIO EN VIVO

Noticias populares

Maduro invitó a Petro a aprovechar “esta segunda oportunidad” y construir el diálogo

El presidente Nicolás Maduro, le tomó la palabra al nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, al señalar en su primer discurso de...

Feria Virgen de Begoña inició con tradicional cabalgata en honor a la Patrona de Naguanagua

Cientos de feligreses acompañaron este domingo a la Virgen de Begoña, durante la tradicional cabalgata que se celebra como parte de las...

Candidata al Miss Carabobo 2022 de Los Guayos realizó labor social

Como parte de una agenda de actividades previas al concurso de belleza Miss Carabobo 2022, a efectuarse el próximo 24 de agosto...

INVIALCA culminó primer ciclo formativo a conductores de carga pesada

Con el objetivo de formar a cerca de 2 mil transportistas de carga pesada que hacen uso frecuente de las vías y...