Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Venezuela perdió «boom» de precios internacionales del cacao por baja producción

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

En los primeros cuatro meses de 2024 el precio del cacao incrementó hasta en 135% por tonelada y el alza fue ocasionada por la escasez del grano derivada de los problemas en las cosechas en Costa de Marfil y Ghana, dos países que acumulan casi el 60% de la oferta mundial del producto.

En cifras, para la segunda semana de febrero de este año, la tonelada de cacao se cotizaba en Nueva York en 6.000 dólares, en la última semana de marzo alcanzó la cifra histórica de 10.000 dólares y para el 10 de abril el theobroma se cotizó en 9.710 dólares por tonelada.

Este incremento del precio del cacao, el mayor en seis décadas según indican expertos, puede ser una oportunidad de crecimiento y obtención de recursos para los países productores del grano en el mundo y sobre todo en América Latina.

Esta región tiene la posibilidad de fortalecer su participación en el mercado global, ya que cuenta con cepas nativas que la diferencian en el mercado mundial.

Aunque ya, a nivel de producción, Venezuela no está entre los primeros lugares en la región, plazas que están ocupadas por Ecuador, Brasil, República Dominicana, Perú y Colombia; el país tiene 60.000 hectáreas cultivadas, aunque el potencial es de 600.000. según cifras de la Asociación de Productores de Cacao de Venezuela (Asoprocave).

Producción nacional de cacao: la situación en 2024

En la primera semana de febrero, Venezuela logró exportar 300 toneladas de cacao a Estonia, como parte de la producción del estado Mérida.

El gobernador de la entidad, Jheyson Guzmán, indicó que la exportación se hizo como parte del programa para el crecimiento de la economía venezolana y en alianza con la empresa privada.

Del otro lado del país, en el estado Sucre, zona de la que se obtiene poco más del 50% de la producción nacional de teobroma, el panorama es distinto.

La entidad, que cuenta con 36.000 hectáreas y unos 12.000 productores, cerró 2023 con una disminución en la producción. En cifras esto se traduce en 8.000 toneladas, con un rendimiento por debajo de los 300 kilogramos por hectárea y menos de un kilogramo por planta.

El costo de producción alcanzó 3.4 dólares por kilo, según indica Álvaro López, representante de Asoprocave.

López indica que la actividad productiva de teobroma en la región puede ser calificada como de “subsistencia”.

Aunque reconoce que se han planteado iniciativas para mejorar condiciones y avanzar hacia un incremento en la producción, tanto por parte del Gobierno nacional como de la empresa privada, estos planes no rindieron los resultados esperados y las cifras obtenidas son un reflejo de ello.

“Los precios que recibimos los productores durante este año fueron inferiores a los costos y gastos de producción, con una nula capacidad de reinvertir en nuestras fincas y ahorrar los excedentes del valor producto de nuestro esfuerzo productivo”, dijo.

Problemas fitosanitarios y la delincuencia ponen en jaque la producción nacional de cacao

En el estado Sucre, el principal productor de cacao del país, con 36.000 hectáreas y unos 12.000 productores, cerró 2023 con una disminución en la cosecha, con un rendimiento por debajo de los 300 kilogramos por hectárea.

¿Es posible aprovechar la ola del alza de precios?

Para James Capriles, asesor de Fedeindustria en el área de la producción del cacao y miembro del Consejo de Economía Productiva de la Gobernación de Sucre, indicó que aprovechar el alza de precios internacionales por parte de Venezuela y países de la región que puntean la producción y comercialización del teobroma dependerá de factores relacionados con el mercado internacional liderado por Ghana y Costa de Marfil.

“El alza actual es una consecuencia climatológica, porque los países que controlan el mercado internacional son Costa de Marfil y Ghana, que fueron verdaderamente los afectados y son los que realmente controlan el precio del cacao a escala mundial, y esa posición de la bolsa de valores es donde se definen los precios del cacao en determinados momentos”, explicó.

Sin embargo, Capriles estima que esta situación climatológica “va a perderse en muy corto plazo, lo que significa que van a volver bajar los precios”, aunque destacó que ve inviable que las cotizaciones del cacao desciendan hasta los niveles en los que estaban antes del «boom».

Al respecto, estima que Costa de Marfil y Ghana podrán lograr acuerdos a nivel de productores para fijar una tarifa mínima con respecto a la tonelada de cacao que les va a ser favorable.

“En Venezuela, como en Ecuador, Bolivia, Colombia, República Dominicana, tenemos un cacao que es totalmente distinto, con mejores condiciones de sabor, calidad eso va a repercutir de forma favorable en que el precio del cacao suba, incluyendo a Venezuela”, indicó.

Sin embargo, Capriles refirió que este incremento “no será un esfuerzo nacional para que el precio del producto suba, sino de una coyuntura y esfuerzo internacional de mercados como Ghana y Costa de Marfil”.

El asesor de Fedeindustria agregó que los países africanos lideran la cobertura de la demanda internacional, mientras que los países de América Latina cubren una demanda de calidad.

Para Álvaro López, cacaocultor y representante de Asoprocave, surfear la ola del alza de precios internacionales es un proceso cuesta arriba, sobre todo en la entidad que concentra la mayor producción nacional.

Para López, el alza de precios de unos 10 dólares por kilogramo a puerta de productor y unos 10.000 dólares por tonelada métrica en las principales bolsas de capitales del mundo (Nueva York y Londres), representan oportunidades y desafíos para la producción nacional.

“Hoy tenemos el precio más alto desde hace 60 años, pero el 90 % de los productores no estamos aprovechando ni disfrutando esto porque sencillamente no tenemos producción”, apuntó.

Indicó que, aunque reconocen que los altos precios actuales generan beneficios inmediatos a los productores, los desafíos son mayores en relación al incremento de la producción y productividad.

En este sentido, indicó que el Proyecto de Ley del Cacao, el cual fue aprobado en primera discusión por la Asamblea Nacional a inicios de febrero pasado, deberá respaldar a los productores y productoras a través del Fondo Agrícola y Social Integral Del Cacao.

Con más recursos se podrán enfrentar problemas estructurales en la producción: viveros, rehabilitación de tierras, fomento, plan nutricional de los suelos cacaoteros, financiamiento, asistencia y acompañamiento social integral al productor.

Tomado de Banca y Negocios

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio