Venezuela es el país más corrupto en América y el Caribe : Índice de Percepción de la Corrupción 2019

Venezuela es el país con mayor Índice de Percepción de Corrupción (IPC) en América y el Caribe, y ocupó el quinto lugar en el mundo en 2019, según el estudio publicado este jueves por Transparencia Internacional en Berlín. 

La medición basada en una escala de 0 a 100 puntos, donde cero es el peor desempeño en los esfuerzos de los países en la lucha contra la corrupción, Venezuela obtuvo apenas 16. El bajo rendimiento de la nación suramericana solo está por encima de países como Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen con puntuaciones de 9, 12, 13 y 15, respectivamente. 

En el Índice de Percepción de la Corrupción 2018, Venezuela ocupaba el lugar 168 entre 180 países, y el registro en 2019 lo lleva a la casilla 176, con una caída de 8 puestos, que muestra el pobre desempeño anticorrupción del gobierno de Nicolás Maduro. El IPC 2018 concluía que mientras la corrupción se mantuviera sin control, la democracia estaría amenazada en todo el mundo, por lo que el índice 2019 también expresa una agudización de la crisis en el sistema político venezolano.   

“La frustración con la corrupción gubernamental y la falta de confianza en las instituciones habla de una necesidad de una mayor integridad política”, dijo Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional al presentar el IPC 2019. “Los gobiernos deben abordar urgentemente el papel corruptor del gran capital en la financiación de los partidos políticos y la influencia indebida que ejerce en nuestros sistemas políticos”, subrayó. 

La lucha anticorrupción está estancada

“Más de dos tercios de los países, junto con muchas de las economías más avanzadas del mundo, están estancados o muestran signos de retroceso en sus esfuerzos contra la corrupción”, según el IPC 2019. 

Del análisis de los resultados, Transparencia Internacional explica que “los países en los que las elecciones y el financiamiento de los partidos políticos están abiertos a una influencia indebida de intereses creados son menos capaces de combatir la corrupción”. 

“La falta de progresos reales contra la corrupción en la mayoría de los países es decepcionante y  tiene profundos efectos negativos en los ciudadanos de todo el mundo”, señaló Patricia Moreira, Directora Gerente de Transparencia Internacional. “Para tener alguna posibilidad de poner fin a la corrupción y mejorar la vida de los pueblos, debemos abordar la relación entre la política y el gran capital. Todos los ciudadanos deben estar representados en la toma de decisiones”, apuntó. 

Desde su creación en 1995, el Índice de Percepción de Corrupción, publicación insignia de Transparencia Internacional, es el principal indicador mundial de la corrupción en el sector público. El IPC de 2019 analizó la relación entre la política, el gran capital y la corrupción, incluyendo el impacto de las regulaciones de financiamiento de campañas y cómo el dinero influye en el poder político y las elecciones. 

error: Contenido Protegido !!