Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Trinidad y Tobago deportó a más de 100 migrantes venezolanos

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

Abogados que representan a migrantes venezolanos en Trinidad y Tobago llevan una semana ejerciendo acciones judiciales para lograr la libertad de los ciudadanos.

La activista Yesena González denunció el 11 de julio que los venezolanos detenidos en Puerto España recibieron un «trato inhumano» por parte de las autoridades sin acceso a alimentos, ni agua, ni instalaciones para dormir o asearse.

Más de 100 venezolanos que entraron de forma irregular en Trinidad y Tobago fueron deportados este fin de semana desde el helipuerto de Staubles Bay, en la ciudad de Chaguaramas, y más tarde transportados a bordo del buque Pasaje Galeones hasta Venezuela.

La operación llevada a cabo por las autoridades trinitenses comenzó en Chaguaramas con un primer grupo de migrantes el sábado 12 de agosto y continuó este domingo 13.

La deportación se produjo tras una semana de acciones judiciales por parte de los abogados que representan a los migrantes, que solicitaron su puesta en libertad desafiando al ministro de Seguridad Nacional, Fitzgerald Hinds.

Un video grabado por una persona que se encontraba en el interior de las instalaciones, que han sido designadas como centro de detención, mostraba a los migrantes separados de los funcionarios que estaban sentados en escritorios en una zona acordonada por una valla interior.

El jueves pasado, el juez Ricky Rahim ordenó la puesta en libertad inmediata de 64 de los 200 venezolanos detenidos el 9 de julio, y les concedió temporalmente un indulto al impedir su deportación inmediata.

Sólo 30 de ellos fueron puestos en libertad antes de que se ordenara a los funcionarios de inmigración que dejaran de liberar a más inmigrantes, después de que los abogados del ministro apelaran la decisión.

La carta del viernes decía que algunos de los que fueron puestos en libertad condicional y bajo órdenes de supervisión dejaron atrás a familiares que permanecieron en el helipuerto.

El grupo formaba parte de los casi 200 migrantes venezolanos detenidos mientras asistían a una fiesta de cumpleaños en un bar del distrito de Saint James el 9 de julio.

La activista Yesena González denunció el 11 de julio que los venezolanos detenidos en Puerto España recibieron un «trato inhumano» por parte de las autoridades sin acceso a alimentos, ni agua, ni instalaciones para dormir o asearse.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) alertó en junio de que los refugiados y solicitantes de asilo venezolanos en Trinidad y Tobago continuaban siendo vulnerables a los abusos, la explotación y enfrentan multitud de problemas.

Con información de EFE

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio