Trabajadores adscritos a la Gobernación de Carabobo laborarán dos días

 Los trabajadores adscritos a la Gobernación de Carabobo, decidieron reducir su jornada laboral a dos o tres días a la semana,  debido a que el salario que devengan no les alcanza para cubrir los pasajes ni el sustento de sus hogares.

Con pancartas en manos el personal exigió este miércoles 12 de febrero, un salario digno y aumento ya,  peticiones efectuadas durante la asamblea que se realizó en la Plaza Sucre de Valencia.

Carlos Michelena,  presidente del sindicato  de obreros gobernación de Carabobo,   dijo que el sector está solicitando al mandatario Rafael Lacava, establecer los pagos de acuerdo al artículo 91 de la Constitución, el cual estipula que el ingreso de los trabajadores debe cubrir la canasta básica.

Entre la lista de peticiones  también está: la asignación de tres bonos, el primero por  200 mil bolívares a la semana para  cancelar los pasajes de transporte, seguido por uno de  un millón de bolívares mensuales. Igualmente otro por  500 mil bolívares,  monto  que  debe establecerse en todas las escalas del tabulador,   así  el Ejecutivo anuncie incrementos.

Michelena aseveró,  que  lo que ganan  les alcanza para comprar  medio kilo de queso y una harina de maíz.

 “Nosotros prácticamente estamos pagando para venir a trabajar, porque si agarramos dos  camionetas debemos cancelar 20 mil bolívares diarios y devengamos al día  entre 8.500  a nueve  mil, con esta cantidad cómo podemos comer,   vestir a nuestro hijo  y mandarlos al colegio”.

Lo lamentable,  según el   dirigente, es que el sector no  tiene respuesta del patrono  y mientras esto pasa,  deben  hacer magia  y milagros para llevar el sustento a sus hogares.

“Tenemos que caminar largos trayectos para poder  estirar nuestros reales. Nosotros asistimos a nuestros puestos porque no queremos perder la jubilación”.

Directores de planteles renuncian por bajos salarios

Por su parte, Luis Guillermo  Padrón, vocero de los maestros estadales, destacó  que varios directores de los planteles,  están renunciando porque devengan  260 mil bolívares mensuales.

“Están  explotando a los trabajadores de manera cínica y no le están dando la cara, cuando hacen exigencias”.

Dijo,  que el personal profesional  debería ganar por lo mínimo lo equivalente 600 dólares mensuales y no la tabla de hambre que busca  implementar la Onapre.

El representante laboral destacó que  no teme sanciones de parte del Ejecutivo  regional y denunció   que el patrono ordenó el retiro de salarios algunos docentes para obligarlos a renunciar.

De acuerdo al dirigente a cerca de 500 docentes le han exigido la renuncia. “También  los están amenazando con quitarles el título, lo cual es ilegal”.

Anunció,  que visitarán todas las dependencias  del Ejecutivo regional para informar la decisión tomada durante la asamblea.

Te puede interesar:

error: Contenido Protegido !!