Thiem supera a Zverev y protagonizará una final inédita ante Tsitsipas

Habrá final inédita en las ATP Finals, después de que Dominic Thiem se impusiera a Alexander Zverev por 7-5 y 6-3, en una hora y 34 minutos, ganándose un lugar el domingo (19.00 h., Vamos) contra Stefanos Tsitsipas en el partido definitivo. El austriaco, que no había superado la fase de grupos en sus tres anteriores presencias en el torneo, demostró que se encuentra en un momento excelente, como ya había atestiguado ante Djokovic. Thiem domina por 4-2 en el cara a cara con Tsitsipas.

Con la victoria en los inicios de la temporada en Indian Wells, Thiem dio un paso importante en su intento de homologar su tenis lejos de la arcilla. Cierto es que ya contaba con tres títulos más allá de su superficie favorita, pero el hecho de ganar su primer y hasta la fecha único Masters 1000 en un escenario donde no encuentra la mejor expresión de sus cualidades le permitió elevar su rango en la élite, además de bendecir la asociación con Nicolás Massú, junto a quien había empezado a trabajar tan sólo unas semanas antes. Recientemente volvió a reivindicarse en pista dura saliendo campeón en Viena, pero tal vez el punto más álgido lo encontró en estas ATP Finals, al derrotar a Novak Djokovic tras un durísimo y espectacular partido de la fase de grupos, tras vencer a Federer en el primer partido.

DÉFICIT DE ACTITUD DEL ALEMÁN

Zverev, defensor del título, se presentó en las semifinales con el crédito de haber vencido a Nadal en el partido de debut. El alemán encontró en 2018 en Londres una plataforma desde la que proyectarse de una vez por todas en la dirección que venían sugiriendo sus resultados. No fue así, y la temporada que concluye mantiene abiertas las incógnitas sobre cuál será su verdadero calado en el circuito. Tiene un serio problema de actitud, que se manifestó de nuevo al perder el set inicial víctima de una doble falta. Los quejosos monólogos que ya había realizado con anterioridad, frustrado al no convertir dos opciones de rotura, acabaron en el violento lanzamiento de la raqueta camino de su silla, ya con un set en contra.

A diferencia de la primera semifinal, el partido tuvo poco atractivo, con un tenis discontinuo, en el que prevalecían los errores sobre las jugadas brillantes. Zverev se sostuvo a duras penas con el servicio hasta que volvió a cederlo en el sexto juego del segundo set. Mucho más estable, con mayor claridad de ideas, más profesional en su actitud, Thiem, doble finalista de Roland Garros, rentabilizó la ventaja y buscará el triunfo más importante de su vida.

(Con información de El Mundo.es)