domingo, enero 17, 2021

Inicio Opinión Sonidos corporales y salud

Sonidos corporales y salud

Columna: Mejor Vivir

(Por: Arnaldo Rojas)

Tu cuerpo está repleto de sonidos. Algunos son perceptibles y hasta desagradables; otros, casi inaudibles y extraños. Pero todos ellos pueden escucharse ampliados a través de un aparato que se inventó hace más de 200 años: el estetoscopio.

Creado en 1816 por el médico francés René Laënnec, inicialmente era un tubo de madera que evolucionó hasta convertirse en la membrana con los dos tubos de goma que conocemos ahora. Gracias a esta herramienta de diagnóstico, tenemos un acceso insólito a los sonidos internos del cuerpo humano (y animal, dicho sea de paso).

Sin embargo, el cultismo con el que lo definimos hoy (estetoscopio) solo recoge la primera parte de esa definición: del griego antiguo stethos, que significa pecho, y skopein, que quiere decir explorar. Fonendoscopio sería un nombre más adecuado a su funcionalidad: foné=sonido; endo=interno).

Desde el punto de vista médico, es un instrumento fundamental para la medicina clínica, ya que permite hacer diagnósticos basados en el examen físico, que incluye la inspección u observación, palpación, percusión y auscultación. En esta última es donde participa el estetoscopio. Es el instrumento que orienta el diagnóstico como presunción y dice qué pruebas hacer.

Por otra parte, el estetoscopio se ha convertido, con el paso del tiempo, en un símbolo de la práctica médica y es, probablemente, el aparato que inmediatamente vinculamos con la imagen de un médico.

Ahora bien, sabemos que sirve para escuchar los latidos del corazón, ¿pero qué otros sonidos escuchan los médicos gracias al estetoscopio y qué información les aporta?

MÁS QUE LATIDOS

Cuando te hacen una auscultación cardíaca, están escuchando tu corazón. O mejor dicho, los ruidos cardíacos que se producen con los cierres de las válvulas o en el comienzo de las grandes arterias. Hay cuatro ruidos cardíacos, aunque no siempre se perciben todos. Los sonidos normales del corazón se producen en pares. Al escuchar el corazón con un estetoscopio, el médico puede determinar si el sonido anormal indica turbulencia. Esto se denomina soplo cardíaco y suele producir un ruido silbante, chirriante o áspero.

“A nivel cardiaco podemos identificar los dos ciclos cardiacos (diástole y sístole). Si el cierre de las válvulas cardiacas fuera inadecuado se auscultarían soplos. Si existiera líquido en la capa más externa del corazón, escucharíamos un ruido que conocemos como roce. Incluso podemos apreciar el ritmo cardiaco y diagnosticar una posible arritmia, que validaríamos con un electrocardiograma”, explica el Texas Heart Institute, EE.UU., especializado en salud cardiovascular.

OTROS SONIDOS CORPORALES

*En los pulmones. Otro órgano que los médicos escuchan con atención con el estetoscopio son los pulmones y el aire que pasa a través de ellos. Al escuchar los ruidos respiratorios -los que se producen en las estructuras de los pulmones durante la respiración- pueden obtener mucha información sobre ellos. Para ello deslizan el aparato por varias partes del tórax. Los ruidos pulmonares normales ocurren en todas partes de la zona torácica. Por ejemplo, encima de la clavícula y la parte inferior de la parrilla costal, y en ese proceso, el médico puede detectar ruidos respiratorios anormales, como estertores (pequeños ruidos chasqueantes al inhalar), sibilancias (ruidos chillones por vías respiratorias estrechas) o estridor (similar a las sibilancias), que pueden sugerir en el mismo orden neumonía, asma o trastornos en la laringe.

*En los intestinos (sonidos abdominales). Como los intestinos son huecos, los sonidos cuando impulsan alimento hacen eco a través del abdomen, así como se escucharía el agua pasando por unas tuberías. Por eso a veces te “suenan” las tripas (la palabra técnica es “borborigmos”).La gran mayoría de esos sonidos son normales; simplemente significan que el tubo digestivo está funcionando. Sin embargo, algunos sonidos abdominales anormales pueden indicar un problema, desde líquidos y gases, hasta obstrucciones y bloqueos. Y se pueden escuchar con un estetoscopio.

*Cuello y cráneo. Más allá del corazón, el abdomen o los pulmones, hay otros ruidos que el estetoscopio puede detectar en otras partes del cuerpo, como el cuello e incluso el cráneo. Se pueden auscultar vasos sanguíneos, como los del cuello, buscando soplos que pudieran orientar hacia trastornos vasculares, o incluso soplos en la glándula tiroides. También se puede auscultar el cráneo, en zonas oculares, temporales y parietales, descartando soplos que pudieran orientar una malformación vascular (un tipo de marca de nacimiento). La auscultación en el cráneo no es un examen de rutina, pero hay casos en los que no se debe obviar. Se hace en ambas sienes y por encima de los globos oculares.

Aunque han pasado 200 años desde la invención del estetoscopio, la auscultación del corazón, los pulmones o el estómago todavía es una piedra angular en el diagnóstico de cualquier tipo de trastorno.

Te puede interesar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

C.N.R SEÑAL DE RADIO EN VIVO

Noticias populares

En las últimas 24 horas se registraron 450 contagios y seis fallecidos por Covid-19 en Venezuela

Los casos de transmisión comunitaria por el Covid-19 en Venezuela siguen ganando terreno en 16 regiones, en las últimas 24 horas se registraron...

Este sábado se dio inicio a la entrega de Bono «Simón Rodríguez» para el sector educación

Los educadores de Venezuela comenzaron a recibir este sábado 16 de enero el Bono «Simón Rodríguez», destinado a todos los educadores de...

Desarticulada banda los “Caucheros” de la parroquia Miguel Peña de Valencia

En la parroquia Miguel Peña de Valencia, fue desarticulada una banda de delincuentes denominada los “Caucheros”  que se dedicaban al hurto en...

Cicpc detuvo a falso abogado por el delito de Estafa

Funcionarios del Cicpc Delegación Municipal Valencia, logró  la aprehensión de un ciudadano identificado como YEAN CARLOS CORONA PERAZA (23), involucrado en el...