Santiago Rodríguez: Trump debe asumir rol de líder mundial ante lo que ocurre en Latinoamérica

Para el politólogo Santiago Rodriguez, si Donald Trump no asume su rol como líder de la mayor potencia mundial, será el fin de la democracia liberal en la región”.

(MPA).- El presidente de la Fundación de Estudios Liberales, Mosquetero de la Libertad,  Santiago Rodríguez, considera que la explosión social que viven varios países de la región, tienen un punto en común: Cuba y el Foro de Sao Paulo.

“La estrategia consiste en desestabilizar la región para contrarrestar el avance del liberalismo en los últimos años”, aseveró el politólogo y profesor universitario.

Sostuvo que es evidente que toda esta agitación busca desprestigiar los logros económicos de los gobiernos que han adoptado políticas liberales, y lo  hacen porque la izquierda populista ha fracasado y llevado a la pobreza a millones de ciudadanos, como ha ocurrido en Venezuela, que es el caso más significativo del fracaso del modelo socialista.

Ante esta realidad,  Santiago Rodríguez planteó que el gobierno de Donald Trump, está llamado a jugar un papel fundamental como supernación e imponer un orden liberal.

“La dictadura cubana está desestabilizando a la región y los Estados Unidos en virtud de su carácter liberal y de su poder militar, tiene la responsabilidad ineludible de preservar la paz y el orden de libertad en Latinoamérica”.

“Si Donald Trump no asume su rol como líder de la mayor potencia mundial, será el fin de la democracia liberal en la región”.

“Estados Unidos es una potencia liberal cuya riqueza depende, en gran parte, de su capacidad para comerciar con otras economías del mundo, y por tanto de la región, por ello debe tener un interés consistente en mantener seguras las democracias liberales que posibiliten el libre mercado y el comercio latinoamericano”.

Además, plantea que se enfrentan dos concepciones distintas de modelo económico, donde inevitablemente una se impondrá sobre la otra.

“No puede haber un orden mundial liberal, sin el poder necesario para preservarlo, darle forma a sus normas, garantizar sus instituciones, defender los cimientos de su economía y mantener la paz”.

Planteó que ese rol como en el pasado, hoy le corresponde a los Estados Unidos de Norteamérica. “Esperemos que la lección del siglo XX, donde el comunismo dejó más de cien millones de muertos,  no la olviden en este siglo XXI”.

error: Contenido Protegido !!