Por control de territorio se agudiza enfrentamiento entre grupos irregulares en Táchira y Zulia

FundaRedes, deplora categóricamente los hechos violentos que viven diariamente los productores de la zona Sur del Lago del Estado Zulia, perpetrados por los grupos armados irregulares: asesinatos, extorsión, abigeato, entre otros delitos, ante indiferencia del Estado Venezolano.

Javier Tarazona, director general de FundaRedes afirmó que durante los últimos días la guerrilla del ELN, grupos paramilitares y el EPL han retomado la confrontación y el enfrentamiento por el control del territorio en esta zona del estado Zulia, sometiendo a la población a “un escenario verdaderamente dantesco”.

“El Ejército de Liberación Nacional (ELN) controla el Kilómetro 23 vía a Encontrados, el Guayabo, Casigua El Cubo, así como también el sector Madre Vieja, La Motilona y Caño 14, del municipio Catatumbo del estado Zulia, todo el territorio está invadido de guerrilleros y paramilitares”, aseguró.

De igual manera existe una alcabala en el kilómetro 33 en esa misma jurisdicción –aseveró Tarazona – donde se encuentran apostados efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y el Ejército, “quienes tienen conocimiento, inclusive con las zonas demarcadas en un mapa, de las zonas donde están o tienen los asentamientos la guerrilla. pero no hacen absolutamente nada para frenar las acciones de estas organizaciones terroristas”.

El ELN – enfatizó Tarazona- posee un batallón con más de 100 hombres fuertemente armados en las adyacencias de la Hacienda  «El Catatumbo»,  lo que ha ocasionado que muchos productores hayan tenido que abandonar las tierras  antes las incursiones violentas de esta célula guerrillera.

“La escuela del sector Caño 14 fue tomada por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), mientras que el sanguinario grupo paramilitar Los Rastrojos, se instaló sobre 22 fincas de la zona, las cuales han venido siendo despojadas a sus dueños progresivamente”, puntualizó.

Ante este panorama –continuó- se hace necesaria la actuación inmediata de la Fuerza Armada Nacional en defensa de la soberanía nacional, “y no siga guardando silencio frente a las operaciones de los grupos armados irregulares en territorio venezolano”.

Boca de Grita, en zozobra

Asimismo el representante de la organización pro defensa de los DDHH, señaló que la población de Boca de Grita, municipio García de Hevia, vive una situación similar a la de  las zonas del municipio Catatumbo, “allí se han evidenciado enfrentamientos por el control de los pasos ilegales existentes en territorio fronterizo y lamentablemente esta disputa, de acuerdo a lo denunciado por los ciudadanos, es protagonizada por las mismas Fuerzas Armadas venezolanas (los boinas roja) y la Guardia Nacional Bolivariana y diversos grupos irregulares”.

Durante el 2020 – indicó –  en Boca de Grita los elenos (ELN)  acorralaron a los paramilitares, obligándolos a desplazarse hacia Caño Motilón.

Hacemos un  llamado desde nuestra organización – insistió Javier Tarazona –  a la Fiscalía del Ministerio Público para que investigue lo que ocurre a diario no solo  en los estados Zulia y  Táchira sino también en Apure, Bolívar y Amazonas; y a  la Defensoría del Pueblo para que se movilice hasta estas zonas de alta conflictividad y violencia, “a fin de garantizar la dignidad humana de los ciudadanos venezolanos que viven en estos territorios fronterizos que hoy está siendo vulnerada”.

(Prensa FundaRedes / La Nación)

Te puede interesar:

error: Contenido Protegido !!