Petroleros mantienen protesta y exigen pago de bono de 150 dólares

Trabajadores petroleros se mantienen en una intensa jornada de protestas para exigirle a Nicolás Maduro y a Asdrúbal Chávez, presidente de Petróleos de Venezuela, el pago de un bono de 150 dólares y la restitución de sus beneficios.

En días pasados se conoció que los empleados de PDV Marina recibieron el pago en divisas luego de que advirtieron que presentarían sus renuncias si las autoridades no les mejoraban su mermada situación económica.

Los afectados, en muchos casos, aseguran que pasan hambre porque el salario no les alcanza para cubrir los productos elementales de la canasta básica.

“Usted no es ningún presidente obrero. Los 300.000 bolívares semanales que ganamos nosotros no nos alcanzan ni siquiera para comprar un pollo. Tenemos que comer casi todos los días sardinas con yuca”, reclamó un trabajador a Maduro el miércoles.

Pidió al régimen dejar de decir que Petróleos de Venezuela es “roja, rojita” y que los trabajadores están con la llamada revolución bolivariana porque la situación interna es diferente.

“El trabajador cuando llega a su casa sus hijos no le preguntan cómo está el PSUV o cómo está la oposición. Lo que preguntan es si tenemos dinero para comprar comida; y nosotros no tenemos respuestas”, agregó.

Basta de salario de hambre, exigimos servicios médicos y pago del fondo de pensiones a los jubilados. Estamos desamparados, en la miseria, no tenemos nada, pasando hambre, sin servicios médicos”, denunció en Twitter Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros.

El 21 de julio, el régimen envió equipos antomotines de la Guardia Nacional Bolivariana al Centro de Refinación Paraguaná, en el estado Falcón, ante una convocatoria a protesta de jubilados y pensionados de la estatal venezolana.

A las protestas progresivamente se han sumado trabajadores de Pdvsa en los estados Zulia, Sucre, Anzoátegui, Monagas y Carabobo, así como de la Faja Petrolífera del Orinoco, que ocupa varias entidades.

En la refinería El Palito, en Carabobo, más de 200 trabajadores enviaron un ultimátum a la gerencia de Pdvsa: si en 10 días no les restituyen los beneficios laborales, presentarán sus renuncias de manera masiva.

Se tiene previsto que en los próximos días se ejecute una protesta nacional de los empleados de la industria petrolera.

Datos de El Nacional