Pedro Pablo Fernández: Urge cambio político que reoriente modelo económico

Pedro Pablo Fernández, dirigente nacional de Copei.

      

(Marlene Piña Acosta) .-  Pedro Pablo Fernández, dirigente nacional de Copei, aseveró que el actual modelo económico en Venezuela ha destruido el aparato productivo, y citó como ejemplo el estado Carabobo,  donde había un parque industrial excelente el más grande del país.

El dirigente socialcristiano está planteando un modelo económico distinto que busca estimular al sector privado, pero al mismo tiempo generar políticas sociales que ayuden a la gente a capacitarse.

Fernández vino al estado Carabobo invitado para participar como ponente en un foro sobre economía social de mercado en el municipio San Diego, pero antes cumplió con una agenda en Valencia,  donde sostuvo reuniones con distintos sectores y un encuentro con sus compañeros en la casa del partido.

Realizó una visita a la sede del Portal Carabobo Es Noticia, acompañado de las autoridades del comité regional de Copei, presidido por Roberto Vernet, presidente y Crismer García, secretario general, además de los dirigentes Rafael “El Negro” Blanco, entre otros de sus compañeros.

Considera que urge en Venezuela un cambio político que permita reorientar las políticas del Estado, tener crecimiento económico y empleo.

“La situación es impresionante cuando la gente empieza a hablar de lo que cada municipio en el país producía y lo que están produciendo hoy en el área agrícola, pecuario, industria química, calzado, automotriz y construcción”, refirió el dirigente político.

“Todo está paralizado lo cual está teniendo consecuencias devastadoras para la población”, aseveró.  

“Creo que Carabobo es uno de los estados donde más se siente. Aquí había un parque industrial excelente el más grande del país, con la excepción de las empresas básicas de Guayana que eran un monstruo por las circunstancias de la materia prima.  El actual modelo económico ha destruido el aparato productivo y lo que queremos hablar es cuál es el modelo que proponemos para Venezuela que no es otro que la economía social de mercado que fue el modelo que se implementó en Europa después de la segunda guerra mundial que la sacó de la crisis en la que estaba”.

Precisó que la economía social de mercado busca estimular al sector privado para que produzca, pero al mismo tiempo busca políticas sociales que ayuden a la gente a capacitarla para que puedan ocupar esos puestos de trabajo de manera que las riquezas que se generen puedan ser distribuidas de forma equitativa.

“Es un crecimiento de abajo hacia arriba lo que proponemos. Venezuela necesita urgente un cambio económico que permita revertir este proceso de destrucción del aparato productivo y que volvamos a recuperar el empleo, los ingresos de la gente, el bienestar. Y todo esto pasa por un esfuerzo muy grande de estimular a un sector privado para que se active y contribuya con el desarrollo”.

“La crisis es espantosa. Estamos recorriendo todo el país. Yo llevo 108 municipios de 335 recorridos. Vamos a venir pronto a Carabobo a visitar todos los municipios. Y lo que estamos encontrando en la Venezuela profunda dan ganas de llorar.  El empleo absolutamente desaparecido y municipios con vocación agropecuaria están totalmente caídos”.

Consultado en relación al balance que hace Copei a la mesa de diálogo nacional,  luego de su instalación hace más de una semana en la Casa Amarilla, ratificó que esta organización resolvió no participar en esta mesa de diálogo, porque están apostando a los encuentros de Barbados, pero saludan los resultados.

“Ha sido muy criticada porque dicen que los cuatro partidos no representan a toda la oposición. Nosotros estamos de acuerdo con que no representan a toda la oposición, pero tampoco los cuatro partidos que están en Noruega tampoco representan a toda la oposición. Creo que cualquier esfuerzo que se haga en la dirección de ir avanzando en la solución a la crisis es positivo”.

A su juicio, hay que hacer un esfuerzo por unificar a toda la oposición. “Es una tarea que tenemos pendiente. Yo creo que la lucha entre opositores y opositores lo que le hacen es un daño al país y retrasan la posibilidad de que logremos un cambio político. Nosotros apostamos por la unidad de la Venezuela entera, porque el problema de gobernabilidad que tiene el país es muy serio”.