Pacquiao ganó a Thurman en su mejor momento… 40 años

(Carlos Rojas Esser) La máquina del tiempo fue activada en la arena del MGM de Las Vegas.

Porque los presentes vieron a Manny Pacquiao luchar como en sus mejores tiempos al derrotar a Keith Thurman.

La excelente condición y habilidad del filipino mintieron sobre las cuatro décadas de edad que lo acompañaron para la contienda, la cual estremeció al público presente de principio a fin.

El tema “Eye of The Tiger”, famoso por la película Rocky III, sirvió de fondo musical que el titular welter de la AMB llegará al cuadrilátero, junto con el apoyo casi absoluto de todos los presentes que coreaban el nombre del legendario pugilista.

La batalla inició con una clara muestra de determinación de ambos contendientes, dispuestos a dar a los admiradores el espectáculo que deseaban. Sin embargo, Pacquiao demostró su superioridad desde un principio, llevando a su adversario diez años menor a la lona en el episodio inaugural.

El filipino continuó con su efectivo plan de ataque durante la primera mitad del combate. A pesar del mayor alcance de Thurman, el asiático logro evadir su más mortífera artillería, mientras respondía con contragolpes de mayor contundencia.

El americano fue a su esquina al final del quinto asalto con su nariz sangrando y un pequeño corte en su pómulo izquierdo.

Fue entonces cuando el campeón superwelter se dispuso a dar un giro a la pelea. El séptimo episodio fue particularmente positivo para el local, quien sacudió al político-peleador repetidamente, dispuesto a cumplir su promesa de enviar a Pac Man al retiro.

Ambos gladiadores continuaron con un ritmo nivelado. Sin embargo, era evidente que Thurman estaba acercándose en las tarjetas de los jueces con un renovado vigor.

La experiencia y astucia de Pacquiao al final lograron revertir el ritmo. Iniciando el decimo asalto, el senador aterrizo un contundente puño a la zona media de su oponente que afectó su estabilidad y bajó su guardia. Temiendo perder su invicto y con su movilidad comprometida, el americano solo pudo retroceder y huir de los ataques del filipino, quien obviamente sintió cerca la oportunidad del nocaut.

A pesar de conectar varias contundentes combinaciones, el cuarentón no logró derrumbar al muchacho, quien sobrevivió lo restante del capítulo para escapar un posible apagón.

Thurman buscó recuperar su agresividad en los últimos dos rounds, pero la balanza ya estaba a favor de Pacquiao.

El desenlace puso a todo los asistentes de pie, esperando el épico cierre de la pelea. La campana sonó para que las acciones se detuvieran y los jueces anunciaran la decisión unánime que le otorgo a Manny Pacquiao la 62da victoria de su ilustre carrera.

A pesar del kilometraje, Pac Man sigue añadiendo nuevos viajes a su motor, con cada trayecto aparentemente más emocionante que el anterior. Las peleas en el ruedo gubernamental no le impiden demoler a otros oponentes en otra arena más sanguinaria.

¿Será que la revancha contra Floyd Mayweather Jr. pueda estar para el momento de soplar las 41 velas en diciembre?

Así se envejece.

FOTO. Cuenta Oficial Twitter Manny Pacquiao

error: Contenido Protegido !!