Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Jugadores de la Vinotinto volvieron a Venezuela tras maltrato sufrido en Perú

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

La selección venezolana de fútbol llegó a Venezuela la noche de este miércoles, desde Lima, luego de esperar durante varias horas en el país andino para repostar combustible, un hecho que Perú atribuyó a supuestas «restricciones de abastecimiento de índole mercantil», pero por las que Caracas señaló al Gobierno peruano como responsable.

De acuerdo con medios locales, el avión, que partió hacia el país caribeño a las 14:53 hora local de Lima (19:53 hora GMT) -según fuentes aeroportuarias confirmaron a EFE-, llegó al Aeropuerto Internacional de Maiquetía después de las 20:00 hora local (00:00 hora GMT).

En una transmisión previa a la llegada, el canal estatal VTV aseguró que alrededor de 4.000 personas esperaban a la selección nacional en el aeropuerto para manifestar su respaldo, luego del partido de las eliminatorias para el Mundial 2026 contra Perú disputado este martes, tras el que varios jugadores sufrieron, según Caracas, agresiones de la Policía Nacional del Perú.

Venezuela consiguió el martes un empate 1-1 frente a Perú en el Estadio Nacional de Lima, con lo que se consolidó en la cuarta posición de las eliminatorias al Mundial del 2026 y dejó a la selección andina en el fondo de la tabla de la competencia suramericana.

Horas antes del partido, dirigentes chavistas y representantes de la oposición rechazaron el control de identidad a los extranjeros que la autoridad migratoria peruana anunció que haría en los ingresos al estadio, lo que consideraron un acto de xenofobia.

El conflicto escaló este miércoles, cuando el Gobierno de Venezuela denunció que las autoridades de Perú impidieron repostar al avión en el que debía viajar la Vinotinto, que sufrió un retraso de varias horas por este motivo, lo que Caracas considera una «nueva arbitrariedad» por parte del Ejecutivo de Dina Boluarte.

Horas antes de la salida del vuelo, la Cancillería peruana lamentó lo sucedido, pero aclaró que «no ha dispuesto ninguna medida que prohíba el reabastecimiento de combustible de dicha nave» y que el avión «viene experimentando restricciones de abastecimiento de índole mercantil privado ajenas a la voluntad del Estado peruano».

Tras la salida de la aeronave, Perú destacó que esto fue posible gracias al «sentido de cooperación y solidaridad» que permitió superar los problemas que en un primer momento le impidieron abastecerse de combustible.

El canal estatal TV Perú detalló que las empresas Petroperú y Terpel abastecieron de combustible a la nave.

Con información de Monitoreamos.Com y EFE

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio