Jóvenes delincuentes usan armas blancas porque es más barato (Análisis de la violencia)

Homicidios recientes han llamado la atención por la edad de los victimarios o el uso de armas blancas. Dos menores de edad mataron a un comerciante en Chacao usando unas tijeras. Otros dos menores asesinaron a una mujer en Petare. En el barrio La Ceibita de El Valle, un detective del Cicpc murió luego de enfrentarse a tres adolescente que lo habrían atacado cuando llegó al lugar.

Según la encuesta de victimización que hizo el Instituto Nacional de Estadística en el año 2009, en el 27% de los homicidios en el país el victimario tenía menos de 24 años. El abogado penalista y profesor de Criminología, Luis Izquiel, explica que todos los estudios coinciden en que la mayoría de las víctimas y los victimarios en Venezuela tienen entre 15 y 28 años; «entre ellos, es importante el porcentaje de adolescentes», dijo Izquiel.

Hay muchas causas: la deserción escolar, el desempleo, la paternidad irresponsable, el embarazo precoz, el alcohol y la adicción a las drogas sin atención del Estado. Son muchos los jóvenes que por falta de oportunidades o por negligencia de sus familiares se convierten en delincuentes.

No son pocas las bandas delictivas que tienen niños y adolescentes en sus filas. Muchas veces los utilizan como «gariteros» o vigilante. En otras ocasiones los utilizan como sicarios, para aprovechas que las penas son más bajas que la de los adultos. El Código Penal venezolano establece una pena máxima de 10 años para los menores de edad.

Recuerda que en el año 2017, dos sargentos de la Guardia Nacional (GN) fueron liquidados por menores de edad. Los niños eran integrantes de la banda Los Cachorros, conformada por jóvenes en situación de calle. «Desde entonces el Estado no ha hecho nada para detenerlos», sentenció el criminólogo.

Uso de armas blancas

El pasado 8 de diciembre dos adolescentes de 15 y 17 años de edad ingresaron al local de Faez Yatin Drikha, quien se resistió al robo que los jóvenes pretendían perpetrar y terminó recibiendo heridas en la cabeza con una tijera. Menos de una semana después, un joven de 13 y otro de 16 años asesinaron a Carmen Salcedo, de 54 años. Le ocasionaron tres heridas en el corazón, hombro y pulmón con una tijera y un punzón.

Izquiel señala que el uso de estos objetos podría ser porque los adolescentes en situación de calle no tienen cómo adquirir un arma de fuego, y atacan con armas blancas. «Seguramente eran adolescentes sin hogar, de los tantos que deambulan por las calles de Caracas», agrega.

Al hampa común también le ha afectado la crisis económica. Los altos costos de las pistolas y las balas habrían disminuido los crímenes con armas de fuego, y aumentado los de armas blanca.

Un arma 9 milímetros no baja de los 1.000 dólares, y cada bala puede costar $2, eso podría derivar en más descuartizamientos. Antes los delincuentes se vengaban disparando ráfagas a las víctimas, el nuevo método es desmembrarlas.

Violencia intrafamiliar
En Trujillo una mujer inventó problemas psicológicos para matar a su bebé de un año. En Bolívar, una adolescente fue asesinada por sus padres, porque sospechaban que estaba embarazada. En Barinas, un hombre abusó de su hija y la contagió de VPH. Y en Guatire, una mujer permitió que su pareja abusara de sus hijos para que él no terminara la relación.

Venezuela está en crisis, y la crisis ha detonado un aumento de la violencia intrafamiliar. Ante la degradación de los valores en la sociedad han repuntado los ataques dentro del núcleo familiar, y principalmente, los femicidios.

Otra de las consecuencias de la violencia intrafamiliar es el aumento de los niños y adolescentes en las calles. Estos se hartan de la violencia que viven allí, y huyen. Sin embargo, muchos terminan cayendo en la delincuencia también.

Tomado de Caraota Digital

error: Contenido Protegido !!