Previous
Next
Previous
Next

Humilde familia de Carlos Arvelo quedó en la calle al incendiarse su vivienda

Previous
Next
Previous
Next
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

Una mujer y sus cuatro hijos menores de edad se salvaron de milagro, al incendiarse por un corto circuito la humilde vivienda  donde residían, ubicada en el sector La Colmena, calle Francisco de Miranda casas s/n, La Esperanza, parroquia Tacarigua, Municipio Carlos Arvelo, estado Carabobo.

Yelitza Carolina Ramos Lovdera, de 29 años, relató que a eso de las 5:30 de la madrugada del viernes, se encontraba durmiendo junto con sus cuatro hijos,  tres niñas de 1, 6 y 10 años,  y un varón de 12 años,  cuando sintió un fuerte calor y vio el humo que salía de uno de los espacios de su ranchito, por cuanto procedió a verificar,  y se percató que  la casa se estaba incendiando,  por cuanto procedió a poner a salvo sus cuatro hijos a salvo.

Asimismo relató que su esposo Eduardo Enrique Castillo Salas, 42 años, estaba cumpliendo con una guardia del tercer turno en una empresa de reciclaje en la Zona Industrial Calicanto de Flor Amarillo, y por esa razón, no estaba con ellas en el momento del  incendio.

Indicó que al poner a salvo sus hijos comenzó  a gritar pidiendo auxilio, los vecinos alarmados con los llantos de los niños y la mujer, la ayudaron a apagar las llamas mientras se hacían presentes los funcionarios de los Cuerpos de Bomberos, quienes al llegar al suceso, extinguieron por completo la candela.

De acuerdo con la información oficial del REDAN, los Bomberos de Carlos Arvelo, determinaron que el fuego se inició producto de un cortocircuito.

 La casa tipo rancho de aproximadamente 9X6 metros, elaborada con latones de zinc, madera y plástico quedó totalmente destruida.

Los propietarios de la humilde vivienda solicitan ayuda al gobierno municipal, como regional, así como a las Fundaciones, ONG, y  a las personas que deseen hacerles donativos de ropa, colchones, camas, utensilios de cocina y  útiles escolares para las niñas, ya que el fuego acabó con todo.   Ahora no tienen dónde cobijarse, y ni siquiera vestirse y mucho menos alimentarse. Por favor contactarse con  la señora Yelitza Ramos a través del número 0412-7477629 para los donativos.

Fotos de Jacinto Oliveros / Instagram y Twitter @jacin44

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous
Next
Previous
Next

Economía

Política

Scroll al inicio