Habitantes del sector La Romana viven entre aguas negras y calles destrozadas

(Tibisus).-Sobran los calificativos para describir el mal estado en que se encuentran las calles y avenidas del municipio Valencia, dolientes tiene, y muchos… pero ninguna autoridad se hace responsable del desastre de las vías, pese a los  ciudadanos pagamos impuestos  por cualquier servicio, y éste sin lugar a dudas no se ve reflejado por ninguna parte.

Al transitar por el norte, sur, este y oeste del municipio de Valencia observamos que abundan los huecos de diferentes tamaños, las fugas de aguas blancas son impresionantes, las cloacas desbordadas, calles sin asfalto, delincuencia desatada y un sin número de problemas, que nadie se ocupa de resolver.

En el empeño por facilitarle el trabajo a las autoridades gubernamentales CaraboboeNoticia sale semanalmente a las calles a buscar la opinión de ese hombre y esa mujer que habita en el corazón de nuestros barrios, quienes son los que padecen constantemente el duro trajinar de la vida, por esa razón, hoy miramos hacia el sur, parroquia Miguel Peña, donde se concentra el mayor número de población desasistida.

Emprendimos el viaje hacia el sector La Romana, desde  el norte al sur, hicimos un largo recorrido hablando con nuestra gente, y poco a poco le estaremos haciendo entrega de cada uno de los trabajos periodísticos relacionados con las problemáticas de las comunidades.

LA ROMANA LLENA DE HUECOS

La Romana, está llena de huecos como cualquier lugar de Valencia, -los cráteres de la luna quedaron en segundo plano- los enormes baches en las calles y avenidas de está populosa comunidad alcanzan dimensiones extraordinarias.

Unos sectores más  que otros, pero todos requieren de un buen programa de bacheo y asfaltado que dure años y no se destruya con el primer aguacero.

Al comenzar el recorrido nos encontramos con la fetidez de cualquier cantidad de cloacas desbordadas que inundan casi todas las calles, no hay lugar donde se transite que no haya malos olores, tan pestilentes que el que no está acostumbrado a esa fetidez pareciera que se va a desmayar de la fuerte concentración a olores nauseabundos.

Los niños y los ancianos son los más afectados en este tipo de casos, las erupciones o alergias cutáneas  demuestra que  este tipo de grupo etario  recibe directamente las agresiones en la piel, producto de la contaminación que pulula en el ambiente de esa comunidad, mientras que los adultos, pereciera que se acostumbraron a vivir en medio del obstinante olor.

CLOACAS DESBORDADAS

Luis Sequera, “tiene 40 años viviendo en la Romana, y  15  años padeciendo  con  las cloacas desbordadas, fallas constantes de servicio eléctrico, falta de agua por las tuberías,   ¡y cuando llega es completamente marrón! las calles son las propias troneras, la delincuencia desatada, y los postes sin alumbrado”, es decir, una ensalada con todos los ingredientes para reflejar  que es una zona olvidada por las autoridades del municipio Valencia.

Un dantesco espectáculo encontramos en la avenida La Romana cruce con sector 2 de Ricardo Urriera, las manchas negras y verdes de cloacas circulan sin parar por toda la avenida principal, al punto que los peatones y vehículos no se atreven a pasar por la vía para que el carro, moto, bicicleta no se impregne con las pestilentes aguas.

LA COMUNIDAD HABLA

“Es tan indescriptible  el olor a cloacas –dice Nancy Ojeda- no sé, como calificar esta situación, desidia, olvido, desinterés, ingobernabilidad, incapacidad, no sé, no sé, aquí solo falta una mano mágica que nos ayude, figúrate, Hidrocentro dice que eso lo compete a la alcaldía de Valencia, en la Alcaldía de Valencia, nos dicen que es Hidrocentro,  no sabemos a dónde ir, a quien recurrir, y el Consejo Comunal de paso no funciona”.

Mirta Figueredo, reside junto donde se empoza el mayor número de aguas negras, ante el problema dice: “hay calles completamente inhabilitadas, los conductores prefieren utilizar el otro canal, he aprendido a vivir con esta podredumbre, aquí nadie viene a resolvernos nada, nadie llega al barrio, a menos que sea campaña electoral, -gracias a Dios que ya no hay campaña-, ni siquiera los concejales que eligió el pueblo se aparecen por acá”.

Roberto Quiñones habitante de la Romana  manifiesta “mire mija esto tiene muchos años, y el alcalde no sabe que nosotros vivimos acá, porque ese señor no es de Valencia, ese señor no nos quiere, si en verdad quisiera al pueblo y estuviera con nuestro comandante eterno, él nos visitara, anda haciendo su vida glamorosa y nosotros por acá bien mal, póngalo ahí, no me lo quite”, atinó a decir el vecino, quien mostraba su desagrado con las autoridades gubernamentales.

Néstor Suárez, quien se acercó a curiosear quién preguntaba y para que eran las fotos, dijo “Por aquí, esto es un pueblo olvidado, nadie se atreve a protestar,  el consejo comunal no dice nada para que los de arriba le quitan los beneficios del Clap, por eso estamos con estas aguas negras que nos están matando,  os baches los podemos soportar, pero las aguas negras que ya están en cada calle, no, no, no, si por esa foto le llegara el olor al alcalde, le aseguro que mandaría un equipo de inmediato, dijo Suárez.

error: Contenido Protegido !!