Fedecámaras Carabobo: Nuevo salario perderá capacidad de compra en 15 o 20 días

Para Carlos Luis González Wolf, presidente de Fedecámaras Carabobo, el salario soberano en menos de 15 o 20 días perderá su capacidad de compra, ya que se devaluará totalmente.

González Wolf hizo alusión a estudios hechos junto con el doctor Carlos Ñañez, que señalan que el salario que tanto pregonó el Presidente Maduro en 30 dólares, ya debe ir por 12, y la semana que viene debe llegar entre 4 y 5 dólares.

“Por lo que el soberano va a tener una vida muy corta, y con este ritmo de inflación, debe morir en menos de un mes”, vaticinó.

El empresario comentó en entrevista exclusiva a El Carabobeño, que el sector empresarial del país sigue viendo con mucha preocupación estas medidas aplicadas por el Gobierno nacional. “Porque insistimos, se hicieron de manera inconsultas y unilateralmente, ya que no se tomó en cuenta al empresariado”, dijo.

Carlos Luis González considera este aumento desproporcionado del salario mínimo quizás se hizo pensando en que el empresario privado venía pagando cinco y hasta seis veces el salario mínimo, más un bono para que el empleado pudiera comprar una cesta alimentaria.

“Quizá el Presidente Nicolás Maduro pensó, de que si pudiéramos pagar eso pudiésemos igualmente hacerlo con un aumento salarial tan desproporcionado de seis mil por ciento”, acotó el empresario.

El presidente regional de Fedecámaras reiteró que estas medidas lo que generan es más inflación, porque las estructuras de costos de bienes y servicios que ofrecen tienen que verse afectadas por un aumento de seis mil por ciento del salario mínimo de los trabajadores.

Y entonces dirán, ¿qué pasa con los insumos que tienen precios controlados? Todo esto es mentira, ya que esos precios de algunos artículos fueron inspeccionados con empresas en particular, y algunas de las cadenas productivas de esas empresas grandes de Venezuela, sabemos que no estaban.

Es más grave todavía cuando se llega a un acuerdo de un precio de bienes y servicios y decretan el aumento salarial inmediatamente, porque las conversaciones fueron previas al decreto presidencial, subrayó.

Carlos Luis González opinó que es por ello que ese acuerdo debe sufrir una variación, ya que el precio de los bienes y servicios con la mano de obra nueva va a variar. “Y es por lo que vimos que varios de los insumos que habían salido en los listados sufrieron de nuevo variaciones”.

La improvisación viene desde el mismo momento en el que no consultan a los sectores y cámaras bases que manejan la forma correcta de cómo debe hacerse un análisis de bienes y servicios sin lesionar su estructura de costos y de cuánto debe ser el aumento salarial, que no afecte la cadena productiva, en vez de seguir poniendo controles porque eso lo que trae consigo es que desaparezcan esos productos de los anaqueles y que los ciudadanos no puedan comprarlos, insistió.

“Se siguen cometiendo los mismos errores que han generado la hiperinflación trayendo consigo lo que vengo llamando una mega inflación, o una maxi inflación”, apuntó.

Para el sector empresarial privado venezolano los obstáculos comienzan con una gran incertidumbre y desinformación, aunado a que el Gobierno publica un decreto con el que hace mención a una Gaceta Oficial extraordinaria, que carece de un reglamento que va a regir ese aumento salarial, en qué condiciones, a quiénes aplica ni cómo aplica y si es carga prestacional con retroactividad.

Y volvemos al punto, para el empresariado sigue siendo un misterio que necesita aclararse, para saber qué medidas tomar, ya que desde este gremio ven con dificultad cómo absorber este nuevo aumento salarial, que nos pueda generar retroactividad para los empleados con pasivo laborales.

Asamblea de empleados

Carlos Luis González Wolf dijo que Fedecámaras ha venido celebrando asambleas con los empleados, para que ellos tengan conocimiento de la capacidad que pueda tener la empresa privada para pagar.

Y vimos que los mismos empleados estaban conscientes de que la producción se ha venido a menos por todas las condiciones del país y el modelo económico que no permiten que sigan creciendo, sino que más bien se reducen, ya que donde antes había 80 trabajadores hoy solo quedan 10, y que, en vez de salir cinco camiones semanales a vender sus bienes y productos, ahora sale uno cada quince días, reseñó.

Inflación al 50%

Finalmente el presidente de la federación recordó que en Venezuela existe una inflación semanal del cincuenta por ciento y algunos economistas afirman que para septiembre esta continúe en alza hasta un 200% por lo menos.

(Con información de El Carabobeño)

error: Contenido Protegido !!