En Valencia son pocos los que mantienen la distancia prudente

Pocas son las personas que mantienen el distanciamiento prudente cuando salen a la calle en cualquier parte de la ciudad de Valencia.

A más de uno omite la norma. Bien sea acompañado o en grupo,  incluso más allá de las 2 de la tarde,  aunque muchos salen a comprar alimentos, otros lo hacen para distraerse un rato de la cuarentena social como medida preventiva para evitar el Covid19.

Ya se ha hecho algo cotidiano las colas que se forman para abastecer de combustible en la redoma de Guaparo, y con ello el incumplimiento de la medida de distanciamiento social. Desde la estación de servicio hasta más allá del Paseo Cabriales con empalme a la avenida San José de Tarbes, los usuarios optan por distraerse de cualquier forma ante la larga espera de casi un día.

A pesar de acatar el uso de la mascarilla, hay quienes buscan un poco de comodidad y se equipan de banquitos  para aguardar debajo de los árboles que bordean el Paseo Cabriales, otros se sientan  en las aceras ataviados con ropa deportiva, y más de uno  comparte en grupo en los vehículos que estén en la kilométrica fila.  

Solamente  en establecimientos de alimentos  buscan cumplir con la norma. Hay cadenas de supermercados que colocaron una marca en sus pisos  para mantener a las personas a un metro mínimo de distancia, y en algunos hay hasta empleados que vigilan que los clientes no se aglomeren en la cola para pagar.

Entre las medidas preventivas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha venido recordando, en sus informes, la importancia de mantener al menos 1 metro (3 pies) de distancia entre  las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre.

La OMS también ha recordado que cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus y si está demasiado cerca, puede inhalar el virus.

Te puede interesar:

error: Contenido Protegido !!