En picada operatividad de hospitales públicos

Los hospitales públicos de Venezuela siguen deteriorándose y su operatividad parece ir en caída libre, esto según lo publicado en el boletín agosto-septiembre de la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH) presentada este jueves 7 de noviembre.

Este estudio cuenta con la evaluación a los 40 hospitales públicos que albergan a la mayor cantidad de venezolanos a lo largo de todo el territorio. La ENH reveló que el 55% de los laboratorios de los centros de salud están inoperativos, mientras que solo un 16% estaría funcionando correctamente.

Para entender la gravedad de esta situación se debe tener en claro que las unidades de laboratorio son las encargadas de realizar los exámenes más básicos hasta los más complejos, lo que va desde un perfil 20 hasta un serología. Además, en Venezuela se han dado brotes de enfermedades como la difteria, el sarampión o incluso el dengue, cómo hacen los médicos para diagnosticar de manera certera a un paciente sino cuenta con insumos para practicarle los estudios especializados en cada patología.

Mientras tanto en las salas de Rayos X la inoperatividad promedio es de 58 %, por lo que en más de la mitad de los hospitales de Venezuela no se puede hacer una placa de tórax en ningún momento

El médico infectólogo Julio Castro, integrante de la red Médicos por la Salud, presentó los resultados de esta encuesta ante los medios de comunicación y alertó sobre el “empeoramiento” de la situación sanitaria en el país, que atraviesa además una profunda crisis económica.

“El impacto de los servicios es muy notorio, 70 % de los hospitales no tienen agua, sino una o dos veces por semana y eso obviamente hace los servicios imposible”, remarcó.

El estudio reveló también que en el país son diagnosticados anualmente entre 800 y 1500 personas con enfermedades renales, de los cuales un grupo grande deberá someterse a tratamiento de hemodiálisis. Los datos de la ENH explicaron que el 18% de los servicios de diálisis aguda, incluso detalla que en estados como Amazonas, Delta Amacuro y Apure, es casi imposible realizar este tratamiento, lo que implica que las personas deben trasladarse entre 400 y 500 kilómetros para cumplir con su tratamiento.

La red de médicos, que desde 2014 presenta informes sobre las condiciones de más de 100 centros sanitarios del país, reitera que este año “la cifra general de desabastecimiento es siempre cercana al 50 %”, aunque desde febrero comenzó a disminuir, esto se le atribuye a la ayuda que ha ingresado a los centros de salud por medio de la ayuda humanitaria.

La Organización de Naciones Unidas estima que al menos 4,5 millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años huyendo de la crisis nacional, en la que 1 de cada 4 personas requiere asistencia humanitaria urgente.

(Con información de EFE)