En México asesinan brutalmente a exdetective tachirense

Hay estupor en medios detectivescos del estado Táchira por el terrible asesinato, en la ciudad de Cancún, México, de una detective tachirense, exfuncionaria del Cicpc – San Cristóbal, cuyo cadáver decapitado fue encontrado hace pocas horas, en bolsas plásticas, en un parque público, en hecho del cual no existe mayor información, pero no se descarta pudiera estar relacionado con casos de actividad policial, en una ciudad que se ha caracterizado por inusuales hechos de violencia extrema, generados por poderosas mafias del narcotráfico.

Exdetective de Homicidios

La joven detective, que contaba con 29 años de edad y respondía al nombre de Corina Yarinel Vargas Zambrano, era natural de San Cristóbal, cursó estudios en la especialidad de Investigación Penal en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), donde se ganó la simpatía y el aprecio, tanto de sus profesores como de sus compañeros, por su comportamiento extrovertido, inteligencia y calidad humana, que la llevaron a ocupar un lugar entre los estudiantes más destacados.

También descolló en la práctica del deporte, particularmente del boxeo, que le brindó satisfacciones por destacadas participaciones en campeonatos nacionales. Su habilidad innata para la investigación criminal la llevó a escoger la rama penal. Egresó de la UNES-Táchira con altas notas, hace aproximadamente unos tres años, y fue asignada al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, institución a la cual ingresa con el rango de detective y pasa a formar parte de la Brigada Contra Homicidios.

Corina Vargas, la joven investigadora policial, formó parte de equipos que se ocuparon de investigar casos que fueron aclarados en corto tiempo. Sus compañeros dicen que, en lo personal, fue una muchacha alegre, solidaria y simpática; acuciosa, meticulosa y exigente en lo profesional. Un día, de manera sorpresiva, notificó a sus compañeros de trabajo su decisión de dejar a un lado su incipiente carrera policial y presentar su renuncia al Cicpc, pues debido a la situación país había decidido viajar a México, donde tenía familiares, al lado de los cuales esperaba conseguir mejores condiciones de vida.

Misteriosa desaparición

Son numerosas las interrogantes que existen sobre las circunstancias que rodean la trágica muerte de la joven expolicía venezolana, que según se supo trabajaba para una empresa dedicada a los viajes y el alquiler de vehículos con conductor; inclusive formaba parte del Consejo Internacional Sumando Venezuela, y había ingresado a México por la vía legal, contando con toda su documentación en regla.

No se descarta que, debido a su pasión por el trabajo policial, se haya vinculado de alguna manera a la actividad de investigación policial y que esta pudiera ser la causa de su brutal asesinato, tras ser detectada por las mafias de la droga.

Las autoridades de Cancún recibieron denuncia sobre la desaparición de la mujer por parte de una hermana, que informó no saber de su suerte y paradero desde el martes 26 de mayo. Pasadas algunas horas, el jueves 28, la Fiscalía General del estado de Quintana Roo, en donde está ubicado geográficamente Cancún, activa el denominado Protocolo Alba, que consiste en un mecanismo que permite desplegar acciones conjuntas con las fiscalías y procuradurías para iniciar de manera inmediata la búsqueda de mujeres y niñas y da prioridad a la búsqueda de las mujeres que pudieran estar en riesgo, buscando garantizar y proteger su integridad física y psicológica.

Las autoridades acuden a los diversos medios de comunicación y a las redes sociales, donde publican avisos, solicitando la colaboración de la ciudadanía para dar con el paradero de la ciudadana de nacionalidad venezolana, Corina Vargas Zambrano.

Encuentran el cadáver en bolsas plásticas

En horas de la madrugada del viernes 29 de mayo, un cadáver, decapitado, es encontrado en un área verde de la supermanzana 217, a un costado de la avenida Leona Vicario. Los restos estaban en bolsas plásticas, y llamadas anónimas alertaron a la policía, que va al lugar para averiguar si los restos humanos se corresponden con la joven Corina Yerinel Vargas Zambrano, quien había sido vista por ultima vez el día 26 de mayo. Por las redes sociales se sabe que ese mismo dia estableció su último contacto a través de un mensaje de texto, desde la ciudad de Cancún.

Todo parece indicar que se trata de la joven. En una de las bolsas fue encontrada la cabeza, que un amigo ha reconocido como Corina Vargas, pero eso no es suficiente para la policía mexicana que, conforme a lo establecido por la ley, debe hacer un reconocimiento formal para oficializar la identidad de la víctima.

Los restos de la mujer fueron encontrados en dos bolsas, en una su cuerpo y en otra la cabeza, en las inmediaciones de la Región 217 de un destino turístico de Cancún. El hecho causó la movilización de los diferentes cuerpos policiales al lugar, según lo reveló una fuente policial, para agregar que junto al cadáver fue encontrada una cartulina con mensajes amenazantes en contra del secretario de Seguridad Pública, así como contra otros altos mandos policiales, lo que hace deducir la vinculación de la víctima con las autoridades de policía de Cancún.

De momento no hay nada concreto y se deberá esperar el resultado de las investigaciones. Es un caso que, inicialmente, parece vincular a los cárteles del narcotráfico con este atroz crimen.

Con datos de Diario La Nación

error: Contenido Protegido !!