En El Trigal protestaron frente a Hidrocentro y Quinta Carabobo

Vecinos se concentraron frente a Hidrocentro y luego se movilizaron hasta la residencia oficial "Quinta Carabobo".

(Marlene Piña Acosta).- Los vecinos de la urbanización El Trigal cansados de no recibir el servicio agua potable, protestaron pacíficamente frente a la oficinas principales de Hidrocentro, y luego se movilizaron hasta las adyacencias de la “Quinta Carabobo”, residencial oficial del gobernador del estado, Rafael Lacava.

Algunos portando tobos vacíos y otros con pancartas,  exigieron una solución a la falta del vital líquido en la zona, ubicada al norte de Valencia.

La concentración se convocó en horas de la mañana,  frente a las oficinas principales de Hidrocentro,  situada a pocos metros de la residencia oficial asignada al mandatario de turno. Los habitantes padecen desde hace tres semanas del indispensable servicio, pero la situación tiende a  agudizarse por las constantes fallas eléctricas en las plantas o redes de distribución que paralizan el sistema de bombeo.

El domingo último, a través de su cuenta de Twitter, la compañía hidrológica informó que se registró una falla en el suministro eléctrico en la planta potabilizadora Alejo Zuloaga, que surte de agua potable a las comunidades del Sistema Regional del Centro. Sin embargo, la hidrológica todavía no había informado para este martes  en qué estatus se encuentran los trabajos para solventar la avería.

Esta nueva falla eléctrica dejó sin agua a zonas de la Gran Valencia, y generó una situación más crítica a la urbanización El Trigal, uno de los urbanismos más grandes que reúne a numerosas familias severamente afectadas.  

Solo en el Trigal Centro  al menos cuatro mil quinientas personas no reciben el servicio por tubería, y entre la población más perjudicada se ha visto la de los adultos mayores que tienen que bregar para conseguir el líquido en recipientes de agua.    

Durante la concentración, vecinos manifestaron su malestar portando pancartas con consignas como “Queremos agua, no somos camellos” y presentaron sus testimonios, pero la presencia de ellos generó una gran movilización policial cuando se acercaron a la residencia oficial “Quinta Carabobo”, donde se encontraron con cinco patrullas

La severa crisis de agua también está afectando los planteles educativos en otras zonas de Valencia.   En colegios de la urbanización Agua Blanca, los maestros piden a los padres llevar agua en recipientes para usarlos en los baños, y así no  reducir el horario de clases.