Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

El Gobierno ampara los ataques a periodistas de Pablo Iglesias

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

El vicepresidente habló de «naturalizar» las «críticas» e «insultos» en las redes sociales a periodistas. «En democracia todos los poderes están sometidos a crítica», respalda el Gobierno.

El Gobierno no ve problema en que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, criticara y atacara a determinados periodistas en una comparecencia en Moncloa, en medio de la polémica sobre el caso Dina. En varias respuestas parlamentarias, el Ejecutivo considera que la posición exhibida por Iglesias, que reflexionó sobre que «hay que naturalizar» que los periodistas reciban tanto «críticas como insultos en las redes sociales», se enmarcan en «el respeto a la libertad de expresión y todos los poderes están sometidos a crítica» y «no son contrarias a la política de comunicación del Ejecutivo».

Son las respuestas vertidas por el Gobierno a preguntas escritas lanzadas principalmente por el PP, a raíz de la comparecencia de prensa en La Moncloa, el pasado 7 de julio, tras el Consejo de Ministros, donde Pablo Iglesias fue preguntado por el ‘caso Dina’, distintas informaciones periodísticas publicadas en la prensa, y la campaña de ataque y el acoso que desde las redes sociales se articuló contra periodistas que firmaban noticias sobre el caso Dina y la financiación de Podemos.

«Hay que naturalizar que en una democracia avanzada cualquiera que tenga una presencia pública y que tenga responsabilidades en una empresa de comunicación o en la política está sometido tanto a la crítica como al insulto en redes sociales», fue la tesis de Iglesias, que quiso rebajar el tono acto seguido asegurando que había leído cosas en las redes «que no comparto y no me han gustado»

Pero añadió: «Todos los que tenemos presencia pública y relevancia a la hora de participar en debates, y ahí los profesionales de los medios la tienen, la crítica es normal y propia de la democracia. Las cosas desagradables de las redes que no nos gustan también son normales».Más en El MundoEl PP lleva al Congreso la reprobación de Pablo Iglesias por ser el «primer instigador» del ataque al ReyEl MundoJaque al ReyEl Mundo

En las respuestas escritas publicadas este lunes por el Boletín Oficial de las Cortes Generales, el Gobierno esgrime: «Se informa que en democracia es fundamental el respeto a la libertad de expresión y todos los poderes están sometidos a crítica». Y a la pregunta sobre la opinión del Gobierno acerca de «si las declaraciones de su Vicepresidente Segundo son contrarias a la política de comunicación del Ejecutivo», éste considera que «no son contrarias a la política de comunicación del Ejecutivo».

El planteamiento de Iglesias, si bien no fue puesto en entredicho por los ministros socialistas que lo acompañaban en la rueda de prensa, no gustó en el seno del Consejo de Ministros. Horas después, Margarita Robles se desmarcó: «No comparto con Pablo Iglesias el que justifique los insultos. Los insultos nunca son justificables, ni en las redes ni en ninguna parte».

El Mundo

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio