domingo, abril 11, 2021

Slide
Inicio Opinión El futuro se desangra en Apure

El futuro se desangra en Apure

(Por: Jesús Sifontes C.)

Presidente del Movimiento Estudiantil DCU y Secretario de Deporte de la FCU – UC.

.-En la Universidad de Carabobo hacemos vida jóvenes de todas partes del país. Esa interrelación nos permite estar en contacto con experiencias de todos los rincones de Venezuela a través de nuestros compañeros o de sus familias. A propósito de esta columna conversé con algunos de mis compañeros, amigos que por el confinamiento se encuentran en sus estados de origen, para conocer su opinión sobre lo que hoy ocurre en Apure.
El enfrentamiento entre grupos irregulares por el control de los pasos fronterizos en Apure obligó a la Fuerza Armada a actuar, por lo que los enfrentamientos entre unos y otros ha extendido el terror ante una situación que ya se propaga por el territorio apureño, con la preocupación en aumento debido a la posible extensión hacia estados vecinos, en una frontera tan extensa como la de Venezuela con Colombia.
En este mismo momento hay cientos de personas que se desplazan hacia Colombia, uniéndose a las 5 mil que ya lo han hecho. De ellos, casi 2 mil son niños y adolescentes. Ni hablar de los muertos y heridos.

Estamos frente a una tragedia de enorme magnitud que sin embargo no es nueva. La incursión de estos grupos irregulares es anterior al propio Chávez, aunque pareciera que desde su llegada las autoridades se han hecho de la vista gorda y han permitido, desde su inacción, su actuación y permanencia en territorio venezolano.
Esta dinámica violenta no solo se ve reflejada en los secuestros y asesinatos, que son muchos, sino también en la captación de jóvenes y niños para ponerlos al servicio de los intereses oscuros de estas organizaciones. Hasta $ 300 ofrecen estos grupos a los adolescentes, un incentivo que parece atractivo en medio de una crisis humanitaria compleja. Muchos otros simplemente son captados involuntariamente y mantenidos en cautiverio.
Es imposible para mí, desde Carabobo, imaginarme el dolor de Luis Rosales, quien pagó a la guerrilla medio millón de bolívares (de los bolívares de 2002) a cambio de la liberación de su hijo pero hasta el día de hoy desconoce su paradero. Quizá a estas alturas ya no queda nada de áquel joven. Quizás se convirtió en uno de ellos cuando se dio cuenta que no podía hacer otra cosa. Es la historia de muchos a los que se le arrebató su luz y se les empujó a la oscuridad.
Tampoco podría siquiera pensar en lo que ha podido sufrir María José, una joven que fue secuestrada junto a su madre, Carmen Molina en el año 2008. Permanecieron en manos de estos grupos durante tres meses, cuando se liberó a la madre y se vendió a la hija. Hoy Carmen, aunque en libertad, sigue presa por el dolor por no saber el paradero de su hija, si está bien, si está haciendo labores de enfermería para las FARC, como le dijeron, o si continúa viva.
Las cifras, los números, los datos que han recogido organizaciones no gubernamentales, fundaciones, organismos multilaterales y de defensa de los derechos humanos, no son nada frente a la tragedia que padece una familia a la que se le quitó su futuro.
El futuro de este país, puesto en manos de Chávez primero y después en las de Maduro, se resquebraja día con día. Unos huyen de Venezuela por razones económicas, otros por razones médicas, muchos otros lo hacen obligados por la violencia, cuando sus casas son quemadas o sus hijos asesinados.
El daño que se nos ha hecho es incalculable, porque cuando se daña a un niño, cuando se violenta a un joven, cuando se les niega el derecho a la educación, a tener una vida digna al lado de su familia, cuando el país no tiene las condiciones suficientes para garantizar una existencia feliz producto de una crisis multidimensional generada desde el poder, el daño ya no se puede cuantificar.
Hoy escribo estas palabras con indignación y con rabia, por no decir otra palabra que ustedes saben cuál es. La indignación, sin embargo, no me paraliza sino que me impulsa a alzar mi voz, junto a la de muchos otros, por todos los jóvenes que sufren la tragedia de un país gobernado por gente deshumanizada, incompetente y cínica. Mi generación ya ha sido suficientemente maltratada como para soportar el daño que se le hace a quienes vienen detrás de nosotros.
Por todo esto, en nombre del movimiento estudiantil al que pertenezco y como representante estudiantil, me uno a las voces del país que exigen garantías para la población en la frontera, pero pedimos que sea especialmente atendida la población joven, no desde una perspectiva coyuntural sino como parte de un esfuerzo mancomunado pero sobre todo gubernamental, dirigido a garantizar la vida de los jóvenes que viven en zonas fronterizas así como su derecho a la educación y a vivir en paz y armonía junto a su familia. Todo esto exige un compromiso del Estado para, en primera instancia, emprender una política que logre expulsar del país a los grupos irregulares que tienen azotada a la población venezolana. Ojalá quienes puedan hacerlo lo hicieran.

Es más que obvio que muchas cosas deben cambiar en Venezuela pero desafortunadamente no serán “los de siempre” los que hagan esos cambios. Por fortuna, cada vez somos más los que nos damos cuenta de esto.

@sifontescoronel.

Te puede interesar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

C.N.R SEÑAL DE RADIO EN VIVO

Noticias populares

Carabobo reporta 81 casos de Covid-19 y aumentan los contagios en el país a 1.325 con 20 fallecidos

La Comisión Presidencial para la Prevención y Control del  COVID19, a través de la Vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, informa a...

Bolsonaro: Brasil no se va a convertir en una Venezuela

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, expresó este sábado que su nación afronta una “dictadura” por las medidas sanitarias contra la covid-19,...

Publicada lista de candidatos postulados a rectores del CNE

El Comité de Postulaciones Electorales de la Asamblea Nacional (AN) publicó este sábado a través del Twitter, una lista de los candidatos...

OMS evaluará uso de las vacunas chinas anticovid a finales de abril

Las principales vacunas chinas contra la COVID-19, elaboradas por los laboratorios Sinopharm y Sinovac, están en la fase final de evaluación y...