En el Día Mundial del Corazón descubre sus curiosidades más sorprendentes

Hoy celebramos el Día mundial del Corazón… Sabias que El corazón es el motor de nuestro cuerpo, donde nace nuestra fuerza vital y donde palpita nuestra sensibilidad.

La Federación Mundial del Corazón con el apoyo de la OMS y la UNESCO ha designado el día 29 de septiembre del 2000 como el primer Día Mundial del Corazón. Esto obedece, a una estrategia para poder tener la oportunidad de dar a conocer masivamente las enfermedades cardiovasculares, su prevención control y tratamiento. El 29 de septiembre del 2000, fue la primera vez que se celebró, a nivel planetario y de forma coordinada entre todos los países.

En colaboración con la OMS, la Federación Mundial del Corazón organiza en más de 100 países eventos que ayuden a hacer conciencia sobre los problemas cardiovasculares, este tipo de enfermedades como el infarto de miocardio y el accidente cerebro vascular son desafortunadamente las más mortíferas del mundo, no en vano se cobran en el mundo 17,1 millones de vidas al año.

 

Curiosidades:

 

El  corazón es un órgano sorprendente. No solo es el músculo más fuerte que poseemos, es el embajador de las emociones, sin él no podríamos vivir, pues es el responsable de irrigar vida a todo nuestro cuerpo.

También es el órgano al que escritores y románticos de todas las profesiones imaginables han dedicado algunas de sus mejores obras. Así, a pesar de que sabemos que el responsable del enamoramiento es el cerebro, es el corazón el que sigue usándose como símbolo del amor y la  pasión en todo el mundo.

El sistema cardiovascular está compuesto por el corazón y los vasos sanguíneos y es el que hace circular la sangre por el cuerpo para suministrarle oxígeno y nutrientes. El corazón bombea la sangre rica en oxígeno y nutriente, manteniéndola en movimiento en el cuerpo dentro de un circuito cerrado.

¿Y los latidos? El sistema eléctrico del corazón es el que controla la velocidad de los latidos. En concreto, este late unas 115.000 veces al día, esto es, una media de 80 veces por minuto o unas 42 millones de veces al año.

A lo largo de una vida promedio, el corazón humano llegará a latir más de 3.000 millones de veces, pues el corazón no descansa nunca. Durmiendo o despiertos, nuestro músculo cardiaco sigue trabajando duro y bombeando tanta  sangre que podríamos llegar a llenar cerca de un millón de barriles en toda una vida.

Para evitar dañar nuestro corazón come y bebe bien; vigilar tu nivel de glucosa en sangre; mantente físicamente activo; controla tu presión sanguínea; abandona el tabaco si eres fumador y mantén a raya tus niveles de colesterol y tu IMC (Indice de Masa Corporal).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido !!