Detenciones y ciberataques contra periodistas aumentan a diario en Venezuela

Las agresiones contra profesionales de la comunicación social incrementan cada día, con las detenciones y los ataques cibernéticos como principales delitos contra el ejercicio del periodismo.
Esto es un panorama que se mantiene en constante observación por parte de la directiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, la cual ha ido desarrollando heramientas para los trabajadores de este sector en torno a su bienestar laboral y personal.
En conjunto con los representantes del Colegio Nacional de Periodistas de Carabobo, encabezado por la secretaria general Ruth Lara Castillo, los voceros del SNTP brindaron su taller “Seguridad para Periodistas” para ofrecer un panorama holìstico del oficio del comunicador en el país en lo que a riesgos concierne.
Marco Ruiz, secretario general del Sindicato, enfatiza que el trabajo de calle se torna cada día más arriesgado, con constantes acciones de efectivos de cuerpos de seguridad del Estado que impiden el desempeño del reportero.
“La detención casi siempre va acompañada con la destrucción del material periodístico, las herramientas para el trabajo que son removidas arbitrariamente de los trabajadores”.
Ruiz aclara sobre el término retención, que se emplea en muchas ocasiones por parte de funcionarios policiales o militares al detener a los equipos reporteriles. “Este concepto es erróneo, no existe tal cosa. En el momento que se le impide a los profesionales que ejerzan su labor y les despojen de sus instrumentos, los están deteniendo y es una trangresión contra el ejercicio de la prensa”.
Al mismo tiempo, el bloqueo o ataques a medios digitales es un crimen en crecimiento. “Sitios como El Pitazo son constante objetivo de servicios como el Aba de Cantv. Esto no se contemplaba antes, pero ahora vemos la proliferación de políticas públicas contra estos medios”.
La preparación para este clima de conflicto es fundamental. Se pueden minimizar las situaciones de amenaza con una conducta adecuada y una respuesta inmediata ante las presiones.
“Este taller de capacitación que estamos ofreciendo brinda mecanismos para la preservación y el desempeño de calidad en un entorno de riesgos, analizando las incidencias más reiteradas y como actuar ante ellas en climas hostiles”, concluyó el líder sindical.
El contrato como seguro
Un punto de particular preocupación para los comunicadores no sólo está en el peligro que ronda en las calles durante las pautas, sino en su condición dentro de su espacio de trabajo.
Los derechos y responsabilidades del trabajador, las obligaciones de la empresa y otros factores contractuales también fueron motivo de análisis y discusión en esta actividad.
La ponencia de Edgar Velásquez, abogado en asuntos laborales, ayudó en esta tarea. Se conocieron diversos conceptos legales en lo relacionado a la contratación y sus implicaciones, los instrumentos jurídicos y las instancias a acudir en caso de conflictos.
En muchas ocasiones, la figura del trabajador independiente aparece en la escena de los organigramas de los medios de comunicación emergente, para definir una relación laboral más adaptada a la adversa crisis económica actual. Peor aún en esta condición, hay responsabilidades por las cuales se deben responder.
Velásquez considera que el mayor recurso para esta situación es conocer la Ley, estar conciente de cada implicación de lo que supone ser empleado.
“Como periodistas, dedicamos esfuerzos en las luchas laborales de otros sectores laborales al cubrir protestas o manifestaciones”, explicó Ruiz. “Pero en ocasiones nos ignoramos como sujetos de este mismo derecho y también podemos ejercer esa postura en bienestar propio, del gremio y de nuestras familias”.
La Ley del Trabajo es amplia y puede aplicarse en cada relación patrono-empleado, lo cual significa que cada comunicador puede sentirse amparado o protegido.
Con los recientes cierres de medios y las reducciones de personal, particularmente en medios impresos que no han podido seguir operando en esta modalidad por la falta de papel, el personal de estas empresas demuestran gran ansiedad sobre su futuro y la reivindicación de sus beneficios contractuales. Estos profesionales no deben sentirse desprovistos de ningun recurso legal para luchar por sus derechos.
El altomando del CNP Carabobo y los otros asistentes del taller encontraron toda esta información de puntual aplicación y abre puertas para la defensa de los agremiados.

error: Contenido Protegido !!