Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Confirman que expresidente Sebastián Piñera falleció a causa de asfixia por sumersión

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

El abrazo duró casi 20 segundos y el silencio que lo acompañó simbolizó el estado de ánimo de Chile. Frente al hangar denominado Grupo 10 del aeropuerto de Santiago, el presidente Gabriel Boric rodeó con sus brazos a Cecilia Morel, la viuda de Sebastián Piñera, y le dijo unas palabras.

La exprimera dama respondió emocionada y puso su cabeza en el hombro de Boric, mientras los cuatro hijos del difunto –Cristóbal, Magdalena, Cecilia y Sebastián– acompañaban con su mirada taciturna el féretro donde yacía.

En el mediodía de la capital chilena, y bajo un calor abrasador, los restos de Sebastián Piñera llegaron a Santiago para recibir honores e iniciar al funeral de Estado en su honor, en medio de la profunda consternación por el accidente que le quitó la vida a los 74 años, y que se produjo por la caída del helicóptero que él mismo piloteaba en sector del Lago Ranco, en el sur del país.

El vuelo transportaba a su hermana Magdalena, al empresario Ignacio Guerrero y al hijo de éste, quienes sobrevivieron tras salir de la nave, mientras Piñera no pudo escapar.

Luego que personal de la Armada y bomberos rescataran el cuerpo del empresario y líder de la derecha desde una zona distante a 300 metros de la orilla y a una profundidad de 28 metros, en el sector de Ilihue, sus restos fueron trasladados a una dependencia oficial de Lago Ranco y, posteriormente, al Servicio Médico Legal de Valdivia, donde se determinó la causa de su muerte.

“Estamos en condiciones de poder informar que la causa médico legal del fallecimiento es asfixia por sumersión”, señaló la fiscal de Los Ríos, Tatiana Esquivel, y quien sorprendió con la información, ya que desde los distintos órganos indicaron que dicho diagnóstico sería compartido exclusivamente con la familia de Piñera.

A eso de las diez de la mañana, la carroza fúnebre salió del recinto y se dirigió hacia el aeródromo de Pichoy, donde un avión de la Fuerza Aérea de Chile lo trasladó a Santiago, específicamente al recinto conocido como Grupo 10.

Ahí lo espero el presidente Boric y una comitiva oficial conformada por la ministra del Interior, Carolina Tohá; la vocera de gobierno, Camila Vallejo, y el canciller Alberto van Klaveren, quienes montaron una guardia en su nombre.

En el lugar, el féretro de Piñera recibió honores por parte de oficiales de la Fuerza Aérea, quienes lo cubrieron con una bandera chilena y le dedicaron un homenaje, lo que configuró uno de los momentos de mayor emoción de la jornada.

Cerca del mediodía, los hijos y nietos de Piñera acompañaron la carroza, en una acción contemplada por su abatida esposa.

“El velatorio se va a extender al día de mañana (por el jueves) durante todo el día y habrá también una oportunidad para que se le rindan homenajes y nuevamente para que la ciudadanía pueda rendirle sus últimos respetos”, informó el canciller.

“El día viernes en la mañana, los restos serán trasladados a la Catedral Metropolitana, donde se oficiará una misa a la cual asistirán obviamente sus familiares, sus cercanos y también aquellos líderes o presidentes extranjeros que desean participar en el funeral”, aclaró con respecto a los pasos a seguir.

Así, el cortejo se dirigió al edificio del exCongreso Nacional, ubicado en el centro de Santiago, donde miles de personas llegaron para despedir a Piñera y el ataúd fue ingresado al salón de honor bajo un estruendoso aplauso que se extendió por varios minutos y que convocó a las fuerzas políticas de manera transversal.

“El presidente de la república se ha portado en forma impecable ahora”, dijo la alcaldesa de Providencia y exministra de Piñera, Evelyn Matthei, quien de igual modo recordó las críticas que recibió el gobernante por parte del oficialismo.

“Una cosa es decir ahora que fue un demócrata desde el principio, y otra cosa es cómo lo hicieron sufrir a él y todos sus ministros”, sostuvo una de las principales cartas de la derecha para la próxima elección presidencial.

El hermano de Piñera, el cantante Miguel, llegó al lugar cerca de las 16 horas, luego de la autorización para abrir sus puertas y recibir a los cientos de personas que se agolparon para darle el último adiós al líder político. “No puedo hablar, no tengo palabras. El dolor es muy fuerte. Simplemente agradecer a todo Chile el cariño”, expresó el artista durante en el velatorio en el Salón de Honor del Congreso en Santiago.

Boric, en tanto, no estuvo presente durante la capilla ardiente que se montó en el salón, pero sí lo hicieron seis de sus ministros, quienes montaron una guardia de honor. El presidente se trasladó a la Quinta Región para monitorear la situación de los incendios que afectó a la ciudad de Viña del Mar y ya suma 131 muertos.

“Hoy le expresé personalmente mis condolencias a las familias y seres queridos del presidente Sebastián Piñera Echenique. Reitero también mi respeto a todos los chilenos y chilenas que recibieron esta noticia con pesar y dolor”, señaló Boric en sus redes sociales.

Precisamente, y durante la tarde, el sitio ExAnte reveló detalles de la última conversación que sostuvieron Boric y Piñera. El medio indicó que exgobernante se puso en contacto con su sucesor en el cargo para transmitirle que el equipo que había trabajado en la reconstrucción después del terremoto de 2010, estaba disponible para colaborar en la reconstrucción de las zonas arrasadas por los incendios en Valparaíso.

“El lunes sostuvo un zoom con seis exautoridades de sus gobiernos y conversó con la actual ministra de Desarrollo Social, Javiera Toro. En un WhatsApp enviado este martes a las 11 am, Piñera escribió: ‘Debemos coordinarnos para concretar nuestra colaboración’”, informó el medio electrónico.

Por Víctor García en el Diario La Nación

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio