Centro Integral Budo busca el karate tradicional con clase adulto-principiantes

(Carlos Rojas Esser) El sendero de las artes marciales siempre deriva en diversos caminos que el practicante busca o encuentra durante su crecimiento.

Para el Centro Integral Budo, cada uno de estos caminos es un objetivo a alcanzar.

Esta organización independiente viene operando por dos años y medio en Naguanagua, cerca de las instalaciones de El Diario El Carabobeño, buscando la consolidación de la práctica del karate en su aspecto más tradicional.

“Si me preguntan si nuestra prioridad es la defensa personal, la disciplina, el refinamiento físico, la resistencia cardiovascular o cualquier otra razón, diría que todas son prioridades”, explicó el sensei Francisco Bello, líder de esta iniciativa.

Contando con una plantilla de 70 alumnos, el Centro integral Budo añadió las clases de para adultos principiantes e intermedios, demostrando como esta filosofía no tiene límites.

“Sabemos que ciertos interesados requieren otro tipo de atención, que puedan sentirse cómodos con un ritmo apropiado”, señaló el instructor. “Muchos no tienen el interés de ser atletas de alto rendimiento o fuertes competidores sino simplemente practicar esta arte marcial. Eso les daremos”.

El grupo responsable de esta iniciativa lleva laborando desde el año 1990, con la intención de unificar criterios y preservar los mayores principios de esta disciplina.

“No tenemos nada en contra de las competencias u otras aspiraciones. Simplemente aspiramos en establecer alianzas que lleven a la Unión de Karate Tradicional, enfocada en los aspectos más importantes de la práctica”.

Esta misión encuentra nuevos focos de apoyo y la invitación es para integrarse activamente en las clases dispuestas para cada interesado, sin importar de su motivación, en esta institución.

Todo camino en una visión integral marcial.