Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Cáncer de mama: abordaje personalizado define el camino hacia la cura

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

Combatir la neoplasia se sustenta sobre tres pilares: cirugía, tratamiento sistémico y radioterapia. Un equipo médico multidisciplinario debe diseñar la estrategia a seguir, la cual debe ser personalizada para cada paciente, según tipo y estadio de la enfermedad

Los avances médicos han permitido desarrollar estrategias de tratamiento cada vez más efectivas y personalizadas, ofreciendo a las pacientes que padecen cáncer de mama mayores posibilidades de vencer la afección. El abordaje depende fundamentalmente de dos factores: el estadio y el tipo de enfermedad.

El médico internista y oncólogo, doctor Juan Celis, señaló que, “el estadio de la enfermedad nos indica la extensión del cáncer, mientras que el tipo de neoplasia nos permite conocer sus características biológicas”.

Dependiendo del tipo de cáncer de mama –que pudiese ser, por ejemplo, hormonal, HER2 positivo o triple negativo– y el estadiaje que presente la enfermedad, “se decide la mejor estrategia para abordar a la paciente, lo cual implica definir los tratamientos que necesita y la secuencia de ellos”, explicó el doctor Celis, quien labora en la Clínica de Prevención del Cáncer (CPC) de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV).

Sobre la base de esos dos factores: estadio y tipo, un equipo médico multidisciplinario, conformado por especialistas en cáncer (oncólogo, nutricionista, psiquiatra, psicólogo y médico del dolor, terapistas, entre otros), diseña una estrategia personalizada para cada paciente, que generalmente se basa sobre tres pilares fundamentales: Cirugía, Tratamiento sistémico y Radioterapia.

El orden y la combinación de estos tratamientos pueden variar según las características individuales de la paciente, “no existe un abordaje estandarizado, ya que cada caso es único”, insistió el doctor Celis. Indicó que, por ejemplo, existen situaciones en las que se puede evitar la quimioterapia o la radioterapia, e incluso, en otros, solo se amerita cirugía.

Avances en tratamientos

El doctor Celis resaltó los avances significativos que se han logrado en todos esos tratamientos para la cura de esta enfermedad, “muy especialmente lo alcanzado en cuanto a la cirugía para tratar el cáncer de mama, ya que ahora las intervenciones quirúrgicas son más seguras y efectivas en términos oncoplásticos”, es decir, que proporcionan a las pacientes excelentes resultados estéticos, además de curar la afección, lo cual les permite reintegrarse a la sociedad y mantener su salud mental.

En cuanto al tratamiento sistémico, el médico oncólogo afirmó que, “el más adecuado varía según el tipo de cáncer de mama, aunque por lo general puede emplearse la quimioterapia, la inmunoterapia, la terapia dirigida u hormonal”.

“Aproximadamente del 40% al 60% de los cánceres de mama son hormonales, por lo que ameritan tratamiento de bloqueo hormonal, el cual, en muchos casos, permite que se evite utilizar la quimioterapia”, enfatizó el doctor. Además, refirió que, “este método, si bien ocasiona algunos efectos secundarios, dichas reacciones son tolerables por la paciente”.

Por otro lado, la radioterapia se puede usar para tratar el cáncer mamario en casi cualquier etapa, y es una forma eficaz de reducir el riesgo de que la neoplasia vuelva a aparecer después de la cirugía. Además, normalmente se utiliza para aliviar los síntomas causados por la enfermedad que se ha extendido a otras partes del cuerpo (metástasis).

La radioterapia para el cáncer mamario se puede administrar de la siguiente manera:

  • Radiación externa. Una máquina administra radiación desde fuera del cuerpo a la mama. Este es el tipo más común de radioterapia utilizado.
  • Radiación interna (braquiterapia). Después de la cirugía para extirpar el cáncer, el médico coloca temporalmente un dispositivo de administración de radiación en la mama en el área donde estuvo el tumor. Se coloca una fuente radiactiva en el dispositivo durante breves períodos de tiempo en el transcurso del tratamiento.

Detección precoz

Por otro lado, el médico oncólogo Juan Celis aseguró que, “el estadiaje de la enfermedad determina el pronóstico del paciente”. En el caso de aquellos con estadio 1 la sobrevida es de 90% a 99%, mientras que quienes están en la etapa 4, que es cuando se presenta metástasis cerebral, el éxito disminuye a un 30%, “por eso es necesario realizar un diagnóstico precoz, mediante las evaluaciones anuales correspondientes”, recalcó.

El cáncer de mama es una de las neoplasias más frecuentes en mujeres a nivel mundial. En Venezuela lidera la mortalidad femenina y ocupa el segundo lugar en cuanto a todos los casos de fallecimientos por enfermedades oncológicas. Su tasa de incidencia ha ido aumentando, y para el año 2023 se ubicó en 45,13 nuevos casos por cada 100.000 pacientes de dicho sexo.

Para obtener información de interés sobre prevención y tratamiento de enfermedades oncológicas se puede visitar la página web de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV): www.sociedadanticancerosa.org/ o seguirlos en las cuentas de Instagram como @sociedadanticancerosavzla, X (antes Twitter) como @SAnticancerosa y en Facebook como Sociedad Anticancerosa de Venezuela-SAV.

Nota de prensa

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio