viernes, mayo 7, 2021

Slide
Inicio Opinión Ayudar no es un delito

Ayudar no es un delito

(Por: Jesús Sifontes C)

Presidente del Movimiento Estudiantil DCU y Secretario de Deporte de la FCU UC

Desde que comenzó la pandemia por COVID-19 hace poco más de un año hemos sido testigos de innumerables actos de solidaridad en todo el mundo pero especialmente en Venezuela, donde pese a las dificultades, que son bastantes, sigue viva la llama de la solidaridad fraterna.

Es mucha la gente que hoy pide ayuda en todos lados y por todos los medios, de hecho, la plataforma GoFundMe asegura que el 10 % de las campañas de recaudación que están abiertas en este momento en todo el mundo están situadas en Venezuela, lo que refleja la situación de emergencia de los venezolanos quienes además de padecer los rigores del colapso de los servicios públicos y una crisis económica derivada de un proceso hiperinflacionario que está por convertirse en el más largo del mundo, tenemos que soportar tremendo problema pandémico.

A pesar de esta realidad, una débil sociedad civil – en donde incluimos partidos políticos, ONG, fundaciones, organizaciones juveniles y estudiantiles – ha decidido ayudar en la difícil labor de prevenir el COVID-19 y de colaborar en la adquisición de medicinas e insumos médicos para los venezolanos.

Como consecuencia de su campaña de solidaridad el partido Primero Justicia en el estado Aragua ha ayudado a mucha gente y los jóvenes que hacen vida en ese partido y en otros más también han hecho lo propio.

Eduardo Torres, Carlos Zapata, Andrés Zapata, Jhonathan Alvarado, José Pérez y Héctor González, son jóvenes aragüeños pertenecientes a los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular que han participado en todas estas actividades de apoyo a la gente. Ellos fueron detenidos por la policía y acusados de, entre otros delitos, instigación al odio. ¿Cómo se puede instigar al odio apoyando en la desinfección de comunidades para prevenir el COVID-19? ¿para el gobierno de Maduro ayudar es un delito?

En verdad el delito para ellos no es ayudar, el delito es que lo hacen unos chamos y que esos chamos no pertenecen a la JPSUV ni al Ministerio de la Juventud que nada hace por los venezolanos jóvenes. El delito es que esos chamos, que no forman parte del gobierno, hicieron algo por la gente, algo que ellos no hacen aun teniendo cómo. El delito es que unos jóvenes de Ribas los expusieron a su realidad: ¡son unos incapaces! Pero no es tan grave su incapacidad como su indolencia, porque la incapacidad es al menos precedida por la voluntad de hacer. El problema de fondo es que parece que no quieren hacer nada.

Todo esto no son hechos aislados sino producto de una política de desprecio contra los jóvenes que lleva más de 20 años y que se ha acentuado desde 2013.

Una vez más uno mi voz con la de los jóvenes aragüeños, estudiantes de la UC y la UCV, los representantes estudiantiles electos de la FCU-UC de ambos núcleos y de todas las FCU y Centros de Estudiantes del país, porque es una lucha de todos.

Desde Carabobo hacemos un llamado a que cese la acusación contra nuestros compañeros y se les libere de forma inmediata. Creo que es más importante y urgente que los funcionarios del gobierno garanticen el acceso de Venezuela a las vacunas en lugar de perseguir a los jóvenes que hacen y que ayudan. Apelo a su humanidad si es que algo de ella tienen.

@sifontescoronel.

Es mucha la gente que hoy pide ayuda en todos lados y por todos los medios, de hecho, la plataforma GoFundMe asegura que el 10 % de las campañas de recaudación que están abiertas en este momento en todo el mundo están situadas en Venezuela, lo que refleja la situación de emergencia de los venezolanos quienes además de padecer los rigores del colapso de los servicios públicos y una crisis económica derivada de un proceso hiperinflacionario que está por convertirse en el más largo del mundo, tenemos que soportar tremendo problema pandémico.

A pesar de esta realidad, una débil sociedad civil – en donde incluimos partidos políticos, ONG, fundaciones, organizaciones juveniles y estudiantiles – ha decidido ayudar en la difícil labor de prevenir el COVID-19 y de colaborar en la adquisición de medicinas e insumos médicos para los venezolanos.

Como consecuencia de su campaña de solidaridad el partido Primero Justicia en el estado Aragua ha ayudado a mucha gente y los jóvenes que hacen vida en ese partido y en otros más también han hecho lo propio.

Eduardo Torres, Carlos Zapata, Andrés Zapata, Jhonathan Alvarado, José Pérez y Héctor González, son jóvenes aragüeños pertenecientes a los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular que han participado en todas estas actividades de apoyo a la gente. Ellos fueron detenidos por la policía y acusados de, entre otros delitos, instigación al odio. ¿Cómo se puede instigar al odio apoyando en la desinfección de comunidades para prevenir el COVID-19? ¿para el gobierno de Maduro ayudar es un delito?

En verdad el delito para ellos no es ayudar, el delito es que lo hacen unos chamos y que esos chamos no pertenecen a la JPSUV ni al Ministerio de la Juventud que nada hace por los venezolanos jóvenes. El delito es que esos chamos, que no forman parte del gobierno, hicieron algo por la gente, algo que ellos no hacen aun teniendo cómo. El delito es que unos jóvenes de Ribas los expusieron a su realidad: ¡son unos incapaces! Pero no es tan grave su incapacidad como su indolencia, porque la incapacidad es al menos precedida por la voluntad de hacer. El problema de fondo es que parece que no quieren hacer nada.

Todo esto no son hechos aislados sino producto de una política de desprecio contra los jóvenes que lleva más de 20 años y que se ha acentuado desde 2013.

Una vez más uno mi voz con la de los jóvenes aragüeños, estudiantes de la UC y la UCV, los representantes estudiantiles electos de la FCU-UC de ambos núcleos y de todas las FCU y Centros de Estudiantes del país, porque es una lucha de todos.

Desde Carabobo hacemos un llamado a que cese la acusación contra nuestros compañeros y se les libere de forma inmediata. Creo que es más importante y urgente que los funcionarios del gobierno garanticen el acceso de Venezuela a las vacunas en lugar de perseguir a los jóvenes que hacen y que ayudan. Apelo a su humanidad si es que algo de ella tienen.

@sifontescoronel.

Te puede interesar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

C.N.R SEÑAL DE RADIO EN VIVO

Noticias populares

Fcjyp inició Curso Introductorio para aspirantes a las carreras

El decano de la Facultad de Ciencias  Jurídicas y Políticas, Fcjyp, de la Universidad de Carabobo, David Rutman, anunció que se abrió...

Nueva York planea ofrecer vacunas a turistas en atracciones locales

Nueva York planea ofrecer tan pronto como este fin de semana vacunas de una sola dosis de Johnson...

Cientos de colombianos protestan frente al Parlamento Europeo

Cientos de colombianos se congregaron este jueves en la Plaza de Luxemburgo de Bruselas, frente a la puerta del Parlamento Europeo; para...

EEUU mantendrá presiones para generar cambios en CNE

La subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU), Julie Chung, informó...