Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Autismo requiere tratamiento multidisciplinario, integral e individual

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

Cada 2 de abril se conmemora el Día Mundial de Concientización del Autismo y, para unirse a este objetivo, el GMSP iluminará su fachada de color azul, el cual representa a esta enfermedad

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es una afección neurobiológica del desarrollo, que se manifiesta durante los tres primeros años de vida e implica dificultades en el habla, en manifestar las emociones, en mostrar empatía y tener comportamientos flexibles. También puede incluir patrones de conducta restringidos y repetitivos, y comprometer el componente intelectual.

Cada individuo con autismo puede presentar un patrón de comportamiento y un nivel de gravedad únicos, puesto que existen diferentes niveles de funcionamiento dentro del espectro del autismo.

Con la finalidad de sensibilizar a la sociedad sobre el tema, cada 2 de abril se conmemora el Día Mundial de Concientización del Autismo y, para unirse a este objetivo, el Grupo Médico Santa Paula (GMSP) iluminará su fachada de color azul, que hace alusión a esta enfermedad.

Causas y atención

El neurólogo del GMSP, doctor Óscar González, señaló que las causas del autismo se desconocen, sin embargo, “se cree que hay un componente genético detonado por un factor externo”. Investigaciones indican que algunos factores genéticos, neurológicos y ambientales (debido a la exposición a diversas sustancias en el embarazo) pueden predisponer su desarrollo.

Indicó que los pacientes con TEA deben ser atendidos por un equipo multidisciplinario, que incluya neuropsicólogos, neuropediatras, neurólogos y psiquiatras, entre otros especialistas necesarios para el diagnóstico y tratamiento.

Señaló que el GMSP cuenta con todos estos profesionales, quienes trabajan en conjunto para brindar la mejor atención y tratamiento integral a cada paciente, “y mejorar la calidad de vida de los niños con TEA”. Están disponibles tanto consultas pediátricas como atención de emergencias pediátricas y de adultos, para pacientes con TEA. Además, brindan acompañamiento continuo a las familias.

Comorbilidades

El doctor González refirió que, “desde el punto de vista etiopatogénico, el autismo puede ser sindrómico, que se presenta del 10 al 20% de los casos, y no sindrómico, que es el que normalmente se identifica en la población y ocurre entre un 80 y 90% de los casos”.

Explicó que el “autismo sindrómico presenta otros síntomas neurológicos asociados a un fenotipo autista, como el síndrome del cromosoma X frágil, el de Down, esclerosis tuberosa, errores innatos del metabolismo (trastornos mitocondriales) y anomalías cromosómicas”.

Mencionó que otras comorbilidades del autismo incluyen: el trastorno bipolar que ocurre en el 11% de los casos, esquizofrenia (7%), depresión (26%), alergias alimentarias (20%-25%), inmunodeficiencias (25%), migrañas (43%), epilepsia (40%), obesidad (30%), enfermedad cardiovascular (37%), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (50%-70%), trastorno del sueño (50%-80%), trastorno de procesamiento sensorial (90%), trastorno gastrointestinal y de alimentación (46%-84%).

TEA con TDAH

Por su parte, la aliada del GMSP, especialista en desarrollo infantil y sus desviaciones, con diplomados en autismo, doctora Noriexza Maestre, afirmó que, para distintos autores, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una de las manifestaciones de los TEA, mientras que para otros son dos afecciones independientes que pueden coexistir.

Añadió que quienes padecen del TEA y TDAH pueden tener dificultades en el procesamiento de las funciones ejecutivas, trastornos de integración sensorial, disfunciones de la microbiota, y comorbilidades respiratorias o de la piel.

Recalcó la doctora Maestre que en el tratamiento de los niños con TEA y TDAH “la actividad física es determinante, no solo para la organización y el adecuado funcionamiento del sistema nervioso, sino también porque promueve la salud de la microbiota intestinal”. Especialistas enfatizan que es importante vigilar la salud general y la nutrición de las personas adultas y los niños con autismo, puesto que pueden tener comorbilidades que requieran atención y manejo como: problemas del sueño, epilepsia, y problemas gastrointestinales, entre otras.

Con el apoyo de su empresa matriz Keralty, el GMSP trabaja y opera soluciones para brindar acceso a la salud a quienes buscan la mejor alternativa para sus problemas médicos, y brinda atención a todos con empatía y costos razonables en todos sus servicios, bajo condiciones de bioseguridad extrema, que garantiza la asepsia de los procedimientos en todo momento, en modernas y cómodas instalaciones, donde se desempeñan especialistas de alta calidad, que cuentan con tecnología de avanzada, por eso ya es ‘la clínica que las personas tienen en mente’.

Nota de prensa

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio