Aumenta militarización en Chile para controlar disturbios que ya suman tres muertos

El Gobierno de Chile mantiene su apuesta por las Fuerzas Armadas para devolver el orden al país, alterado por violentos actos vandálicos que se multiplicaron este sábado por distintos puntos del territorio y que ya han causado tres muertos.

La militarización en Chile ha ido en aumento para tratar de controlar los desmanes violentos en los que terminó el viernes pasado la radicalización de la protesta ciudadana en rechazo al alza del costo del metro, motivo que utilizó la sociedad para protestar por la carestía y la desigualdad en el país.

La multitud sobrepasó las fuerzas de seguridad en medio de incendios de estaciones de metro, barricadas, saqueos en comercios, supermercados, bancos y hoteles.

Estas acciones violentas de la sociedad motivaron la declaración de emergencia para que el Ejército controlara la situación en Santiago, a la que se sumaron las regiones de Valparaíso, Concepción, las comunas Coquimbo y La Serena, región de Coquimbo y la comuna de Rancagua, O’Higgins.

La madrugada del domingo se desplegaron 1.500 militares más, para llegar a la cifra de 9.441, destinados en su mayor parte a controlar puntos estratégicos como el suministro de agua, luz, y cada una de las 136 estaciones de metro, que constituyen unos de los objetivos más deseados de los violentos para prenderlos en llamas.

Además, las autoridades militares a las que se les designó el mando decretaron el toque de queda en Santiago, Valparaíso y Concepción hasta las 7.00 hora de Chile, una medida que no impidió que, aunque en menor medida, siguieran dándose saqueos en supermercados y centros comerciales.

Tras sofocar las llamas de uno de los supermercados saqueados, las autoridades encontraron dos cuerpos calcinados y otra persona en muy malas condiciones que fue trasladada a un hospital y falleció, por lo que son las primeras víctimas mortales de estos disturbios.

(Con información de EFE)

error: Contenido Protegido !!