Arzobispo de Valencia pidió orar por personal de salud que lucha contra coronavirus

El arzobispo de Valencia, Reinaldo Del Prette Lissot,  pidió orar por el personal de salud que en todas partes del mundo luchan para combatir la pandemia del coronavirus.
“Ese personal de médicos,  enfermeras, paramédicos, laboratoristas hasta el personal que limpia, están haciendo una batalla grande. Vamos a orar por ellos, para que se mantengan firmes en su fe, en la lucha contra este mal que estamos atravesando”, precisó.
Monseñor Del Prette Lissot presidió la misa del quinto domingo de cuaresma, acompañado del padre Miguel Romero, en una transmisión en vivo a través de la emisora La Voz de Dios 97.5FM, y desde el instagram de la Arquidiócesis de Valencia. El prelado hizo una serie de reflexiones en la misa que corresponde a la lectura del Santo Evangelio según San Juan, en el que Jesús resucita a  Lázaro entre los muertos.
Monseñor Del Prette  precisó que este quinto domingo de cuaresma nos encuentra a todos en esta emergencia universal por la pandemia del coronavirus, y las lecturas del Evangelio vienen a darnos luz de esperanza en medio de esta lucha que libra toda la humanidad.
Recordó la homilía del Papa Francisco,  en la bendición Urbi et Orbi, desde la plaza San Pedro. “Nos decía que esta situación que está viviendo la humanidad es como la tempestad que le aconteció a los apóstoles que estaban en la barca con Jesús plácidamente durmiendo, y vino aquella borrasca y se levantaron. Pensaban que podían naufragar y con ello la muerte”.
“Y decía el Papa: “¿Qué es la tempestad? Es el reconocimiento de nuestra debilidad, como cuando decimos en una frase coloquial: ´Como si el piso se nos moviera´. Quedamos como inseguros y es lo que ha traído como consecuencia esta gran virosis que estamos atravesando, todos estamos planteándonos con miedo, temor, incertidumbre, todo eso es la naturaleza humana”.
Monseñor se refirió al signo de la fe durante la homilía.  “La fe es un acto, un don y un regalo de Dios”, por lo cual instó a seguir pidiéndole al Señor que aumente nuestra fe, porque siempre es débil.


Comentó un vídeo reciente de una entrevista que le hicieran al Papa Francisco,  a quien le preguntaron que si ha tenido una fe clara. “Y el Papa respondió; “Varias veces tuve problemas con mi fe. Todos hemos tenido vacíos con la fe, experiencia de soledad y de desierto”.
“El Papa dijo: “’Claro que tuve mis crisis de fe, pero ahora no. Ya le dí un sí al Señor, a la vida, de esperanza y de amor”.
“He escuchado a mucha gente decir que esta situación que estamos experimentando a nivel mundial debe cambiar la época. Nos debe hacer vivir de otra manera”.
Recordó que justamente la lectura del Evangelio del domingo es para cambiar nuestra vida y dejar atrás lo que no es importante.  “Hoy hemos escuchado decir para qué sirve el dinero y los lujos, si ahora, recluido en el seno de mi familia, lo que vale es  el amor de la familia”. 
Además, planteó que no tiene sentido la guerra,  “porque esta guerra, sin quererla, nos ha diezmado bastante”, enfatizó.

Te puede interesar:

error: Contenido Protegido !!