Alumnos del CEI de la Universidad de Carabobo disfrutaron de una mañana llena de historias y relatos

(Prensa Dirección Central de Cultura).- Los alumnos  del Centro de Educación Inicial Luisa del Valle Silva (CEI) de la Universidad de Carabobo,  disfrutaron de una mañana  llena de historias y relatos.

La actividad de cierre del “Taller de Cuentacuentos” organizado por la Dirección Central de Cultura y  la Cátedra Libre “Wladimir Zabaleta” de la Facultad de Ciencias de la Educación, contó en esta oportunidad con ocho participantes.

Los pequeños  del CEI gozaron de las narraciones realizadas en diferentes estilos y expresiones, que generaron risas y emociones, también cantaron e imitaron.

María Blanca Rodríguez,  autoridad de la Dirección de Cultura  y coordinadora de la Cátedra Libre “Wladimir Zabaleta”,  dijo que con esta actividad   la UC además de ofrecer espacios de diversión y entretenimiento, busca brindar formación integral  a toda la comunidad universitaria.

Igualmente comentó que el Taller de Cuentacuentos  fue facilitado por “Pio Lara”, docente que siempre ha estado vinculado a esta casa de estudio superior y es muy conocido en la región, pues tiene ya 29 años en el mundo de la narración oral, creando historias, entreteniendo a los niños.

Esta iniciativa se mantendrá  y próximamente se realizará un segundo curso, para seguir motivando y sensibilizando a la comunidad universitaria y al público en  general a través de los cuentos, se está programando también, un diplomado de cuentacuentos el cual se encuentra en la fase de diseño.

“Este tipo de narración puede utilizarla los docentes como  una herramienta de formación, que sirve no solo para recrear sino también para  informar,  enseñar valores, ambiente, historia, ciudadanía  y otros áreas de interés para niños y adultos”, aseguró Rodríguez.  

Preparación de los cuentacuentos

Pio Lara, señaló que  los participantes en el taller  aprendieron durante cuatro clases  presenciales  sobre: creación literaria, los elementos  necesarios de una exposición que incluye el manejo de la voz, la mirada, dicción y vocalización en determinado  espacio.   Además sobre cómo debe realizarse la narración.

Los participantes, que son docentes y profesionales de otras áreas, también efectuaron  prácticas, a través de  las redes sociales.

Uno de los ejercicios desarrollados por los  cursantes del taller fue grabarse narrando historias y luego tenían que publicarlas  en  la aplicación WhatsApp, para que el resto de sus compañeros pudieran observar sus fortalezas y debilidades.

También hicieron audios. Todo este proceso, según Lara, les ayuda a perder el miedo las cámaras.

“La idea es que no solo exista en la entidad cinco cuentacuentos, sino que haya  más maestros que puedan tener el manejo de la narración oral  como una herramienta bien interesante  para el compartir en el  aula de clase“.

Lara, quien pertenece a la Red Internacional de Cuentacuentos,  propone que se cree  más adelante una escuela de cuentacuentos desde la Universidad de Carabobo.

Fue una buena experiencia

Gileny Prieto quien es médico y participantes de este taller, comentó  que el proceso de aprendizaje fue una excelente  experiencia, pues la ayudó  a descubrir  su capacidad creativa  y lo mucho que le gusta narrar.

“Hoy debutamos como cuentacuentos y sabemos que no es fácil hacerlo porque tiene su técnica, pero quiero seguir aprendiendo, pues  estas clases están llenas de magia”.

(Con nota de prensa)