Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Alto costo de preservativos principal causa de embrazo en adolescentes en Venezuela

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

Venezuela tiene el índice más alto de embarazos adolescentes en América del Sur.

El alto costo de los preservativos y pastillas anticonceptivas, sumado a la falta de centros de planificación familiar, agrava esta situación. En la mayoría de los casos, los padres de los niños concebidos con adolescentes son adultos, a veces les llevan 25 y 30 años, reseña la página web Costa del Sol 93.1 FM.

Venezuela tiene el índice más alto de embarazos en adolescentes en Sudamérica, tras registrarse 84,6 casos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años de edad, dijo a la Agencia Sputnik la presidenta de la junta directiva de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), Mercedes Muñoz.

Venezuela es el país con el más alto índice de embarazos en adolescentes en Sudamérica y el tercero del continente (…) Hay un tema cultural de las mujeres, a lo que le llamamos la maternidad como destino, hay un aprendizaje cultural que las mujeres somos primero madre que mujeres”, expresó Muñoz, especialista en educación sexual integral.

De acuerdo con Muñoz, a esto también se suma el alto costo de los anticonceptivos en este país caribeño.

Un condón cuesta 1,5 dólares, con 1,5 dólar te compras un desayuno… ¿Cómo pueden comprar los adolescentes condones? Y no hay en los centros de planificación familiar”, comentó.

En Venezuela, las cajas de 21 pastillas anticonceptivas pueden costar entre 10 y 15 dólares, y los preservativos hasta cinco dólares.

Al respecto, la orientadora señaló que en centros de salud públicos colocan a las mujeres un implante anticonceptivo.

Es una forma de anticoncepción permanente hormonal, y las muchachas se están poniendo esos implantes desde los 14 años sin nadie saber qué va a pasar con eso”, advirtió.

La colocación de los implantes anticonceptivos forma parte de un programa del Ministerio de Salud sobre planificación familiar.

Según el organismo, se trata de un método hormonal de larga duración de entre tres a cinco años, reversible, que se posiciona debajo de la piel del antebrazo y cuya confiabilidad es del 99 por ciento.

Muñoz detalló que, en la mayoría de los casos, los padres de los niños concebidos con adolescentes son adultos, lo que puede representar “la aceptación del abuso sexual”.

Nadie se detiene a pensar quienes son los papás de esos bebés… ¿Son sus coetáneos? No, son adultos, y a veces le llevan 25 y 30 años”, indicó.

Con información de Costa del Sol 93.1 FM

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio