Alfonzo: Transportistas carabobeños condenados a morirse de hambre

 El presidente del Sindicato Único de Transporte en Carabobo, Adolfo Alfonzo, aseguró que el sector está condenado a morirse de hambre, pues desde que inició la cuarentena el Ejecutivo nacional no  les ha otorgado  los beneficios económicos prometidos.

El representante de los trabajadores del volante,  recordó que el gobierno nacional les propuso ayudarlos  y  hasta la fecha no han recibido ni medio, pese a que firmaron un acta.

En el documento se estableció,  que mensualmente  le iban a depositar al propietario  de la unidad cinco millones de bolívares, mientras que al conductor tres millones y al colector dos millones.

“La situación es cada vez más crítica ahora que extendieron la cuarentena por treinta días, porque  el sector no tiene ingresos para poder subsistir en el tiempo que dure las medidas sanitarias”.

Manifestó,  que los transportistas ganan  cuando movilizan  pasajeros  y si están en sus casas no pueden comprar los alimentos.

Aunado a esta situación,  los nuevos precios de los productos los deja sin opciones, ante la  hiperinflación que vive el país.

“En estos momentos es imposible comprar hasta un kilo de carne, la pulpa negra supera los 600 mil bolívares”

Suministro de combustible es una penitencia

 Con respecto al suministro de combustible, aseveró que  se ha convertido en una penitencia, pues diariamente deben realizar colas kilométricas para poder llenar los tanques de las unidades.

“Están cobrando por gasolina  entre uno a tres dólares por 20 litros y las de gasoil también el precio es alto”.

Te puede interesar:

error: Contenido Protegido !!