Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

AD ante el mensaje presidencial

Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest
Pocket

(Por: Rubén Limas Telles)

.-Bono no es salario, bono no es aumento. Bono no tiene incidencias sobre los beneficios como prestaciones, vacaciones y aguinaldos.

Esto fue lo señalado por nuestro diputado y candidato presidencial ingeniero Luis Eduardo Martínez en rueda de prensa, luego de finalizada la primera reunión de  este año 2024 de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática, que se reunió para analizar el mensaje presidencial de Nicolás Maduro Moros. Esto demuestra el poco interés de este gobierno por la clase trabajadora. 

Millones de venezolanos se quedaron esperando por el aumento salarial y de las pensiones y jubilaciones”, lo afirmó así nuestro candidato presidencial. AD siempre defensora de la clase trabajadora, fijó posición contundente y determinante en cuanto a los anuncios chucutos del Presidente de la República.

También nuestro candidato mencionó que “al ritmo de la recuperación de la economía anunciada se necesitarían 16 años para alcanzar los niveles de una década atrás”.  Maduro señaló que en el 2030 seríamos una potencia. Para nosotros es una promesa más de las múltiples que ha hecho el Presidente durante todos los años anteriores. Además pensamos que ya está en campaña, ofreciendo para engañar incautos.

“Millones de venezolanos se quedaron con los crespos hechos; esperaban  un aumento salarial y de las pensiones y jubilaciones significativos, que compensara aunque sea en parte la brutal pérdida del poder adquisitivo del último año en el cual, según expertos, la inflación bordeó el 180 %, otra vez de las más altas del mundo”.

El incremento del  bono de guerra es insuficiente,  sin impacto alguno sobre las prestaciones y otros ítems paralaborales. La indexación del bono de alimentación o cesta ticket no significa nada para los jubilados y pensionados que a la fecha no lo reciben. Sin embargo, nuestra declaración fue contundente de rechazo, que motivó a la Vice Presidente Delcy Rodriguez a también incluir a los pensionados en ese chucuto anuncio.

Nuestra propuesta en el corto plazo es un aumento lineal de sueldos, salarios, jubilaciones y pensiones del equivalente a US $ 100 -a incorporar igualmente en las convenciones colectivas- que dinero hay para cubrir, y anunciamos que estamos solicitando se incluya en la agenda legislativa 2024 y se discuta prontamente la “Ley de Sueldos, Salarios, Jubilaciones y Pensiones dignas”, presentada por nuestra fracción en abril del 2022 y que en concordancia con el artículo 91 de la Constitución Nacional,  la cual  establece que sueldos, salarios, jubilaciones y pensiones, deben ser de un monto igual,  por lo menos al valor de la canasta básica a lo que agregamos ajustado mensualmente”,  así lo expresó tajantemente nuestro abanderado.

Tenemos desde el 2021, intentando promover leyes que favorezcan el crecimiento económico, el impulso tecnológico y ecológico; en materia educativa, de salud, en energías alternativas sin éxito,  debido a que somos franca minoría, y al poco interés de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

Seguiremos intentándolo, ya que la  semana  próxima presentaremos un conjunto de proyectos leyes de alto impacto económico y social.

Esto no es un mensaje machacoso es el análisis de una realidad latente en la calle. “El PIB se derrumbó en más del 80 %,  y el PIB per cápita cayó al mismo ritmo a una quinta parte de lo que era antes de la llegada de Chávez al poder”.

El gobierno señala con frecuencia monótona que son las sanciones impuestas al país, la responsable de la crisis que hoy vivimos. Nosotros señalamos que antes de las sanciones  hubo negligencia y corrupción. El modelo económico del Socialismo del Siglo XXI fracasó.

“Demandamos una apertura total de la economía, con garantías suficientes para la inversión privada nacional y extranjera, protección absoluta a la propiedad privada, promoción del emprendimiento, liberación del crédito y abatimiento del encaje bancario, desburocratización de los procesos gubernamentales, sucesivos incrementos salariales y de las pensiones y jubilaciones para por la vía de mayores ingresos para los venezolanos potenciar el consumo”, como pilares de una más acelerada recuperación,  a la vez que exigimos a los países sancionadores a que cese el cerco económico, las sanciones.

2024 será un año para los grandes cambios. Señaló nuestro candidato que “Venezuela puede y debe ser el mejor país del mundo y a partir del 2025 el nuevo gobierno que lideraremos -con una visión radicalmente distinta- perseguirá como primer objetivo alcanzar tan pronto sea posible el bienestar generalizado de nuestra población”.  Tal y como lo ha señalado nuestro candidato presidencial ingeniero Luis Eduardo Martínez impulsaremos la economía para lograr la justicia social.

Instagram: @ruben_limas

X y FaceBook: @rubenlimas

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Pinterest
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Economía

Política

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio