lunes, agosto 8, 2022

Inicio Opinión 103 años del fallecimiento del Médico de los pobres

103 años del fallecimiento del Médico de los pobres

Columna: Con Criterio

(Por: Juan Carlos León Berástegui)

En el sentir del pueblo venezolano, en la creencia de los católicos, José Gregorio Hernández siempre ha sido un Santo, pero se requiere de un nuevo milagro verificado por la Comisión Médica de la Congregación para las Causas de los Santos, para que la Iglesia católica lo eleve a los altares de la Iglesia universal.

Él es un modelo de vida cristiana muy cercano a nosotros, muy nuestro, un hombre contemporáneo nacido en Venezuela, que supo llevar una vida normal pero regida por los dictámenes que Jesús, nuestro Dios nos dejó en la Biblia.  Era conocido como un profesor culto (hablaba español, francés, alemán, inglés, italiano, portugués,  dominaba el latín, era músico y filósofo, exigente y se caracterizaba por la puntualidad en el cumplimiento de sus deberes profesorales. Un verdadero hombre ejemplar, un venezolano como los muchos hombres y mujeres de recto proceder y honesto comportamiento que han nacido en esta bendita tierra aun cuando permanecen  anónimo para  la mayoría del pueblo son dignos de admiración en su comunidad y en su entorno familiar.

Como sabemos, la Santa Sede es muy estricta en cuanto a los pasos necesarios para la Santificación. Para que una curación sea admitida como verdadero milagro, es absolutamente necesario que sea instantánea y total, no explicable desde el punto de vista médico. No basta una curación lenta y progresiva, ni incompleta o parcial. Tampoco una curación sorprendente cuando se han aplicado los oportunos tratamientos médicos, es necesario que el enfermo, de ser posible, y sus allegados hayan invocado expresamente la intercesión exclusiva del Dr. José Gregorio Hernández para obtener de Dios misericordioso la gracia de la sanación. Es decir, la gracia de la curación debe ser fruto de la oración comunitaria de una familia, de unos vecinos, de una comunidad religiosa. La oración individual es muy buena; sin embargo, para autenticar un milagro se requiere el testimonio de muchas personas, y eso se consigue con la oración comunitaria. No basta el testimonio de una sola persona.

A  103 años del fallecimiento, hay que recordar que José Gregorio Hernández es un modelo perfecto de la unión entre la fe en Dios y la ciencia.

Murió de forma trágica, al golpearse la cabeza con el borde de la acera a consecuencia del impacto con un automóvil, en la esquina de Amadores, La Pastora,  Caracas. Sus restos reposan en la  Iglesia Parroquial de La candelaria ubicada en el centro de la ciudad de Caracas, después de estar por mucho tiempo en el Cementerio General del Sur, peregrinaciones constante de devotos de Venezuela, algunos países  latinoamericanos y del Caribe, llegan a Isnotú su pueblo natal a pagar promesas y pedir milagros.

Un reciente milagro en Miami podria ser el ultimo eslabon para obtener la declaracion de Santo para el Beato José Gregorio Hernández.

Juan Carlos León Berástegui

@abocorporativo

@leonberastegui 

También puedes leer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

C.N.R SEÑAL DE RADIO EN VIVO

Noticias populares

Maduro invitó a Petro a aprovechar “esta segunda oportunidad” y construir el diálogo

El presidente Nicolás Maduro, le tomó la palabra al nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, al señalar en su primer discurso de...

Feria Virgen de Begoña inició con tradicional cabalgata en honor a la Patrona de Naguanagua

Cientos de feligreses acompañaron este domingo a la Virgen de Begoña, durante la tradicional cabalgata que se celebra como parte de las...

Candidata al Miss Carabobo 2022 de Los Guayos realizó labor social

Como parte de una agenda de actividades previas al concurso de belleza Miss Carabobo 2022, a efectuarse el próximo 24 de agosto...

INVIALCA culminó primer ciclo formativo a conductores de carga pesada

Con el objetivo de formar a cerca de 2 mil transportistas de carga pesada que hacen uso frecuente de las vías y...