UNIDAD DE LAS DERECHAS VENEZOLANAS. CIERRE DEL CICLO DE LA “GENERACIÓN DEL 28”.

POR JAVIER NIEVES BRIZUELA

Los cuerpos vivos nacen, crecen, se desarrollan, se multiplican y mueren, según la conocida exposición biológica. Este principio pudiera ser aplicado en sociología, a la existencia de las organizaciones políticas; para bien o para mal. Y tal como ocurre en biología, cuando un cuerpo madura y no se regenera (nuevas semillas, nuevas plantas)…, SE PUDRE.

Esto es justamente lo que nos ha ocurrido con la “Generación del 28” (Betancourt, Leoni, Caldera, CAP, Lusinchi), que llegado el momento de cerrar su ciclo vital, “se ha negado a morir”, y ha ido produciendo, lenta y paulatinamente, una descomposición fétida (Manuel Rosales, Claudio Fermín, Julio Borges, Henrry Ramos Allup), que originó al degenerado y antinatura “chavismo”, al tiempo que ya salpica a las nuevas generaciones emergentes (Leopoldo, Capriles, Stalin González, Guaidó),  produciendo precozmente su descomposición, al cercarla y someterla a su visión socialista descompuesta y su manera indignante de hacer política, vale decir, la sustitución de los principios y valores democráticos por la mentira, la falsedad, los dobles discursos, la corrupción, el populismo y la demagogia irresponsable.
Creo que ya es tiempo de que cerremos ese ciclo nefasto y que pasemos a la acción estructurada quienes nos oponemos a que el socialismo continúe marcando la agenda venezolana y hundiendo al país. Desde febrero de 1928 ese ha sido el pensamiento predominante en el accionar político venezolano.

La “Generación del 28” plasmó un Programa que modeló las siguientes décadas: “Las Tesis políticas y programáticas del PDN”; un programa absolutamente socialista, donde ya se encontraba delineado el Estado Omnipotente que construyeron desde 1958 y la vocación favorable a las “bondades” del Presupuesto (y no del trabajo), para financiar el gasto social (no la inversión social, que es una concepción capitalista, pues, en nuestra visión, si inviertes en las empresas y en la promoción de emprendimientos, estás favoreciendo una estrategia para la movilidad social ascendente y sustentable).

Todo el período democrático trajo un poco más de bienestar a la sociedad, pero a costa de ser financiado por el petróleo, típica visión socialista; por esa razón, nuestra prosperidad siempre estuvo pendiendo de la suerte internacional de los precios del petróleo, y no de nuestro propio trabajo y esfuerzo; típico de las estrategias socialistas. Hasta que la corrupción voraz de los adecos y los copeyanos (a la que se les sumó loa voracidad de los del MAS), pudrieron la democracia, dañaron las pocas cosas buenas que se habían logrado, defraudaron la confianza ciudadana, desilusionaron a las personas respecto a las instituciones democráticas, y esa desilusión sirvió de caldo de cultivo para que apareciera el súper retrógrado modelo chavista. 
De modo que hemos vivido 91 años inmersos en regímenes socialistas y oposiciones socialistas. La oposición socialista a la dictadura de Gómez, el golpe de Estado socialista de 1945, el gobierno socialista de don Rómulo Gallegos, la oposición socialista a la dictadura de Pérez Jiménez, el período socialista de la democracia, la descomposición socialista de la democracia, el advenimiento del “Socialismo del Siglo XXI”, la oposición socialista a la tiranía “chavista”: todos con el mismo signo y el mismo resultado de populismo, demagogia, complejos victimistas, estúpido antiimperialismo, conchupancia, complicidades, mentiras,  fracaso y desilusiones.

Es hora de estructurar a la Derecha, presentar nuestro Programa y tomar las riendas. Ya basta de socialismo, de ruina, de miseria y de liquidación de nuestro futuro. Es hora de Cerrar el Ciclo de la socialista “Generación del 28” y virar el volante rumbo directo hacia la Derecha…!!

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default
Etiquetado como

Valencia

comparte
comparte