Provea: 488 casos de tortura desde 2013

El Programa venezolano de Educación – Acción en Derechos Humanos (Provea) señaló que desde 2013, fecha en que se implementó la Ley especial para prevenir y sancionar la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, han logrado contabilizar 488 casos de tortura en el país.

En el Día internacional en Apoyo a las Víctimas de la Tortura, Provea recordó la poca información oficial existente sobre esta violación a los derechos humanos debido a que el Ministerio Público ni la Defensoría del Pueblo han presentando datos desagregados.

Y es que por segundo año consecutivo, ni el MP ni la Defensoría del Pueblo, ambos órganos dirigidos por funcionarios impuestos por la asamblea constituyente, publicaron sus Informes Anuales de Gestión.

En 2018 se logró contabilizar a 100 víctimas de este patrón de violación al derecho a la integridad personal, lo que en comparación con las 101 víctimas registradas durante 2017 representa un leve descenso de apenas 0,99% en el número de casos.

Además, Provea detalló que registraron cuatro muertes relacionadas a tortura mientras se encontraban bajo custodia de funcionarios de cuerpos de seguridad del Estado, no solo de presos políticos, aunque el caso más emblemático es el del exconcejal Fernando Albán, de quien se presume fue asesinado del poder del Sebin.

Tampoco existe información detallada sobre casos de tortura correspondiente a 2018 o información suficiente sobre los procedimientos abiertos contra funcionarios involucrados en violaciones de derechos humanos, bajo el contexto de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

El número de casos registrado en 2018 es el tercero más alto registrado desde 2013; tan solo es superado por las incidencias de 2014 (185), año en que se registraron protestas antigubernamentales durante varios meses en el contexto de un proceso político denominado “La Salida”.

En los 100 casos que logró identificar Provea se determinó que la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en el cuerpo de seguridad más denunciado por estas “prácticas”, pues registraron 75 denuncias.

Le siguen el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) con 12 denuncias el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) con 10 denuncias, la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con un caso respectivamente, mientras que en una denuncia no se pudo identificar a los presuntos responsables.

Del total de víctimas por tortura, la ONG además logró comprobar que al menos el 87% de los afectados fueron hombres, mientras que el promedio de edad se situó entre los 27 y los 60 años.

(Con información de Provea)

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default

Valencia

comparte
comparte