Instituciones de plastilina

Instituciones de plastilina. A finales del año 2016, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) abrió una investigación contra Rafael Ramírez por irregularidades detectadas  durante su gestión en la presidencia de PDVSA y en el ministerio de Petróleo (de 2004 a 2014). El presidente de esa comisión para entonces, diputado Juan Guaidó, acusó a Ramírez de haber causado un daño patrimonial de más 12 mil millones de dólares. ¡Una pelusa!

En esa oportunidad, fue más que obvio que Nicolás Maduro ordenó a sus parlamentarios que defendieran a Ramírez. El día de la discusión del tema en el parlamento,  la bancada “de la patria” abandonó la  sesión  con una excusa medio tonta (alegaron algo así como la impuntualidad de los parlamentarios de la oposición).

En paralelo, Ramírez, para el momento uno de los intocables de la nomenclatura del PSUV,  interpuso un recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) solicitando que ese alto tribunal  le ordenara a la A.N que no lo investigara. La petición parecía descabellada pero…el T.S.J la acordó y el ex ministro, como por arte de magia, quedó libre de “polvo y paja”.

Pero, retando a su suerte, al gurú petrolero de Chávez se le ocurrió contradecir a Maduro (o competir con él) y fue ahí donde comenzó su calvario. Los diputados que hasta hace muy poco lo protegían y celebraban, ahora lo condenan; el cuestionado Fiscal General de la República, su pana de siempre, asume repentinamente el papel de su  verdugo en los medios de comunicación, la Controlaría General de la República salió del letargo para investigarlo y el T.S.J que lo “amparó” dará marcha atrás y, con toda seguridad, si lo logran apresar, lo condenará a una larga pena.

Toda esta charada ocurre porque aquí las instituciones son  acomodaticias, genuflexas, de plastilina; se amoldan con rapidez a lo que pida el jefe. Esa conducta complaciente de los que conducen los “poderes” del Estado es una de las causas fundamentales de la tragedia que vivimos como sociedad.

Rafael Ramírez no está siendo enjuiciado por corrupto, aunque es muy probable que lo sea, si no por cometer el delito de enfrentar a Maduro y su combo. Queda claro que en Venezuela todo el sistema está podrido.

Por Gustavo Hernández Salazar *Ex diputado al Parlamento Latinoamericano, dirigente nacional de Alternativa 1.

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

21°C

Valencia

Cloudy

Humedad 96%

Viento 6.44 km/h

  • 20 Jun 201827°C21°C
  • 21 Jun 201826°C20°C
comparte
comparte