En San Diego

León Jurado Laurentín

Desde aquí, donde vive la esperanza de unirnos con el afán y la perseverancia de concretar cierta garantía de bienestar, saludamos la excarcelación de los venezolanos sometidos injustamente a prisión, el regreso a sus hogares aunque, no es libertad plena.

El reclamo por la autonomía de los civiles y los militares que permanecen privados de libertad no enmudece a los venezolanos. Es de justicia que tales causas sean resueltas a la brevedad y se respeten absolutamente sus derechos. Al volver al hogar con las limitaciones aberrantes que representan otra gruesa cadena, el excarcelado aprecia en su familia el enorme sacrificio para subsistir frente al azote del hambre, producto acabado del fracaso de un modelo económico aplicado sin medida, sin respeto a la condición humana.

Nuestro pueblo rechaza esa tortura compartida e indignante, condena a sus autores con o sin uniforme, por ser fórmula para amedrentar. Venezuela, la patria torturada en sus hijos que contemplan angustiados la oscuridad de su futuro, clama por la liberación de la medicina y los equipos para atender la obligación del Estado. Demanda el cese del atropello a la academia y la recuperación de la producción  en el campo y en la ciudad.

Los que salieron de la oscuridad serán voceros con los rastros de sus rostros para quienes alentamos la lucha por la dignidad y la justicia real. Ellos con su lealtad exigen que se estabilice la unidad de quienes abrazados a la democracia, la restauración institucional y la defensa de la Constitución, vamos adelante y no disminuimos la vehemencia de cualquier sacrificio por quienes tienen hambre infinita de independencia. Lo haremos y lo lograremos.

Así como el país, todos los ciudadanos sin importar su condición social no se pueden alejar de esta candente realidad, porque la corrupción y los controles que la ejercen nos tienen aterrados. La delincuencia desbordada que actúa impunemente, nos amenaza sin piedad; se coarta la libertad de expresión al cerrar los medios de comunicación, retienen los equipos de los reporteros y los destruyen, nos convierten en prisioneros.

Están los que expropian sin juicio y liquidan fuentes de empleo, los grupos armados parapoliciales que atacan al ciudadano que protesta por los insoportables servicios públicos, también son enemigos peligrosos para quienes queremos vivir en paz, y disfrutar de los derechos constitucionales nos obligamos a observar y cumplir la ley, más no el abuso de los carceleros.

Y aunque no es recomendable recorrer las calles cuando muere la tarde, como absoluta negación del derecho a la vida, nos aferramos a la esperanza de una libertad plena para todos, unidos lo lograremos.

@leonjura

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default

29°C

Valencia

Mostly Sunny

Humedad 42%

Viento 14.48 km/h

  • 08 Dec 201831°C19°C
  • 09 Dec 201830°C18°C
comparte
comparte