El 25% del transporte de la Gran Valencia se paró por altos precios de repuestos

(Marlene Castellanos).-  El presidente del sindicato de transporte de Carabobo, Adolfo Alfonzo, informó  que los altos precios de los repuestos,  está obligando al gremio a parar las unidades de transporte en la Gran Valencia.

En los municipios: Naguanagua, Libertador, San Diego, Los Guayos y la capital carabobeña habían   400 vehículos operativos, de esta cifra quedan 300, es decir que 25% ya no están en circulación.

El dirigente aseguró,  que los montos de las piezas están dolarizados y esto  dificulta al sector seguir prestando el servicio, por lo que se han visto en la necesidad de parar los vehículos.

Ante esta situación manifestó que si no se establece una política para  mantener e incrementar el número de transporte en la calle, están  condenados a  desaparecer.

Los trabajadores del volante,  no puede mantener operativa parte de la flota que habían recuperado, producto a la hiperinflación que está  convirtiendo en sal y agua todos los incrementos salariales y ajustes de tarifa, además está acabando también con la fortaleza del dólar, pues las personas que cuentan con esta  moneda no tienen la misma capacidad de compra de años anteriores.

Alfonzo indico,  que si bien es cierto que la Misión Transporte ha vendido algunos cauchos a precios regulados, la cantidad ofrecida no cubre la demanda.

“Ellos hablan de 400 neumáticos que no es una  cifra significativa, porque cada unidad requiere seis, es decir que con suma no se cubre ni 100 vehículos”.

Los costos de los repuestos

La reparación de una bomba de inyección, cuesta mil 500 dólares, esto significa  11 millones 227 mil 500 bolívares,  si el valor de la divisa es  Bs. 7.485. Pero si el trabajo se le hace al  motor, el costo es  $ 3 mil 500, es decir  Bs. 26 millones 197 mil 500 .La reparación de un  inyector  cuesta 900 dólares, convertidos en la moneda nacional son seis millones 636 mil 500.

Un caucho está entre 180 a 400 dólares, cifra que varía dependiendo el tamaño, una paila de aceite cuesta  $ 100 y  las bandas de freno $ 300, cantidades que  son exorbitantes  para el bolsillo de un transportista.

“Con estos precios no hay tarifa que valga, a si se eleve el pasaje a mil bolívares el monto no da para tener operativas las unidades, pues hace un mes se estableció el valor del pasaje en 500, en esa fecha una divisa constaba cinco mil bolívares ahora supera los siete mil”.

Unidades del gobierno también están paradas

El sindicalista aseguro que las unidades de TransCarabobo y TransDrácula también están paradas por los altos costos de los repuestos.

“En la calles ya no se ve  gran cantidad de autobuses de estas dos líneas que venían paleando la crisis de transporte en la entidad. Los costos operativos también está golpeando el bolsillo de los taxista y es por eso que tampoco se observa gran cantidad de ellos en la calle”.

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default
Etiquetado como

Valencia

comparte
comparte