Chavismo es la fase superior del puntofijismo según libro “Venezuela: de la Peste Socialista a la prosperidad liberal”

El Libro “Venezuela: de la peste socialista a la prosperidad liberal, es un análisis sobre la realidad venezolana durante más de 90 años, y el futuro que le espera al alejarse definitivamente del modelo de izquierda que se impuso en el país desde el derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jimenez en 1958.

Por eso uno de los autores del libro, el politólogo Santiago Rodríguez, en una entrevista exclusiva, responde lo que se podrá encontrar en sus páginas y el valor histórico y actual del material recopilado.

CN.- ¿Cuál es el tema de este nuevo libro sobre Venezuela?

SR.- Este libro escrito a tres manos, trata sobre las verdaderas causas que llevaron al fracaso de Venezuela y las tareas que deberá asumir la generación política emergente para garantizar la reconstrucción y desarrollo del país.

CN.-¿Eso no es llover sobre mojado? El imaginario popular responsabiliza a Hugo Chávez y a Nicolás Maduro de la destrucción del país. Eso debería bastar.

SR.-Es un error simplista creer que todos nuestros males comenzaron con el golpista teniente coronel. Chávez y Maduro no son  la causa; son la consecuencia. Nuestro libro demuestra, por ejemplo, que la vocación de Chávez por hacer del Estado el gran confiscador de los derechos de los ciudadanos la aprendió de los líderes de Acción Democrática y de COPEI. La única diferencia es que aquellos guardaron ciertas formas democráticas, porque en la democracia la forma es importante, mientras que el dictador militarista y su aprendiz se embarcaron en un proyecto autoritario con rasgos hacia el totalitarismo comunista.

CN.-¿Cómo puede usted demostrar eso, siendo que nunca antes habíamos vivido una situación como esta?

SR.-La historia no miente. El destino de Venezuela devorada por un Estado Omnipotente ya estaba escrito en varios documentos y proyectos escritos por Acción Democrática desde 1939. Las “Tesis políticas y programáticas de AD”, que al principio se llamó PDN, Partido Democrático Nacional; el contenido de la constitución de 1947, que lo redactaron los 137 diputados adecos de la Asamblea Nacional Constituyente de 1946; el contenido de la constitución de 1961, que lo redactaron fundamentalmente los adecos,  los copeyanos y los urredistas de entonces, muchos de estos últimos que ya eran admiradores del pichón de dictador comunista que se asomaba en Fidel Castro. Además de su vocación por el Estado Omnipotente, paternalista, distribucionista y rentista, los adecos introdujeron en sus Tesis y en las referidas constituciones conceptos sobre la propiedad privada, como el de la función social, que con el correr del tiempo le facilitarían al chavismo jurásico atentar contra ella, confiscar muchas de las mejores empresas productivas, expropiar a sus verdaderos propietarios sin justiprecio y, por supuesto, arruinarlas; arruinando con ello a todo el país, pues sin empresas no hay producción ni empleo, y sin empleo, el destino único es la pobreza.

CN.-¿Qué papel y qué responsabilidad juega entonces el chavismoen todo esto?

SR.-El chavismoes la consecuencia directa del llamado “puntofijismo”. Es su hijo directo. Es su resultado. De no haber habido “puntofijismo”nunca habría habido chavismo.

CN.- ¡Un momento! ¿Me está diciendo que el Pacto de Punto Fijo fue un error?

SR.-Al contrario; el Pacto de Punto Fijo es una cosa y el “puntofijismo”es otra. El Pacto de Punto Fijo fue un acuerdo asertivo, porque permitió a los líderes demócratas y sus partidos políticos nuclearse en torno a unos objetivos mínimos y precisos para ponerle fin a la dictadura perezjimenistae iniciar un período de estabilización y consolidación de la democracia. La alternancia en el poder y la unidad de los demócratas para derrotar política y militarmente a la guerrilla procubana de los años sesenta demuestra que cumplió su cometido y que fue útil. Se agotó con el primer gobierno de Rafael Caldera, 1969-1973.  En cambio el “puntofijismo”es negativo. Encarna la incapacidad de ese mismo liderazgo democrático por deslastrarse de las viejas ideas muertas y anacrónicas que arrastraban los adecos y los copeyanos desde 1928, y su dificultad crónica para construir las instituciones y las leyes adecuadas que sirvieran a la estabilización y consolidación del nuevo proyecto democrático nacido de la victoriosa insurrección popular de 1958. Esa incapacidad llevó a la descomposición del ejercicio de gobernanza, pleno de demagogia irresponsable y de mentiras que frustraron las enormes expectativas de la sociedad y terminaron por deslegitimar al Estado y al mismo sistema, allanando el camino para que el mismo “puntofijismo”evolucionara hacia formas más descompuestas, autoritarias e incluso totalitarias. No hay nada más parecido al “puntofijismo”que el chavismo, incluida su versión “madurista”. En nuestro libro demostramos y afirmamos que el chavismoes la fase superior del “puntofijismo”.

CN.-¿Y cuál es la propuesta en su libro?

SR.- Hay allí una propuesta que hemos llamado “Consenso para la libertad”. Allí hay 16 propuestas que son un marco general para la reconstrucción de Venezuela. En primer lugar, trabajar para un cambio verdadero. No para restaurar el pasado “puntofijista”, sino para cambiar radicalmente todo lo que traíamos de antes y que nos produjo esta tragedia. Esto significa abandonar las ideas socialistas, las de antes del chavismo, las del chavismo, y las ideas socialistas del nuevo liderazgo. Significa cancelar todo proyecto de izquierda para gobernar. Significa crear las instituciones y la nueva legislación que permitan la implantación de un modelo de sociedad abierta, de economía liberal, de pleno estado de derecho, respetuosa de las libertades individuales y de la autonomía personal. Desde el final del período de las viejas autocracias militares, Venezuela siempre ha sido un país gobernado por la izquierda. Y fracasó estrepitosamente. Es hora de cancelar ese pasado de frustraciones y abrirle las puertas a la derecha.

CN.-¿A quienes se refiere como nueva generación política emergente para garantizar la reconstrucción y desarrollo del país? 

SR.- A la generación del 2007: Juan Guaidó, Freddy Guevara, Carlos Paparoni, José Manuel Olivares,Juan Andrés Mejía,Yon Goicoechea, Juan Requesens. Esta generación emergente está obligada a vencer el cerco de las viejas y decadentes ideas socialistas de la “Generación del 28”que aspira volver y ser restaurada en manos de líderes y partidos de la vetusta Internacional Socialista.

CN.-¿Cómo pudiesen contribuir sus ideas desarrolladas en el libro para buscar una salida a la  actual coyuntura que atraviesa Venezuela? 

SR.- Venezuela: De la peste socialista a la prosperidad liberal, aparte de presentar un marco general para la reconstrucción nacional, invoca en un capitulo la cooperación internacional entre libertarios de todo el mundo, como una manera de plantarse frente a la reorganización del desprestigiado modelo socialista y las variadas formas que sus defensores vienen adoptando para tratar de sobrevivir a pesar de su constante fracaso.

CN.-¿Dónde se puede conseguir el libro y bajo qué Sello Editorial esta publicado? 

SR.- El libro ya se encuentra en preventa en Amazon  y muy pronto estará en las principales librerías del país publicado por la prestigiosa editorial Libros Marcados, dirigida por el escritor y analista político Fausto Masó. 

Si deseas comprar o reservar el libro de los autores: Santiago Rodríguez, Marco Antonio Alcántara, Javier Nieves Brizuela, aquí el LINK:

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default

Valencia

comparte
comparte