CEV: Informe de Bachelet refleja la realidad del país

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) exhortó a los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional (FAN), a los de los órganos policiales y los del Ministerio Público (MP) a apegarse a la Constitución venezolana y a los valores de la justicia y la paz en lugar de a la parcialidad política para erradicar “las prácticas de persecución y tortura” que existen en el país.

Para la CEV la realidad que vive la nación está reflejada en el informe emitido por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en el que se denuncian las vulneraciones a los derechos fundamentales que sufre la ciudadanía y en el que se evidencia que “existen abundantes casos de detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos por parte de organismos del Estado”

La institución denunció que en medio de la crisis que vive el país es el deterioro de la moral de la sociedad la que gana terreno. Señalan que la violencia, la mentira, la corrupción, la irresponsabilidad, la desesperanza y el miedo que siente la ciudadanía han agudizado el daño.

“Los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los órganos policiales y el Ministerio Público, en el cumplimiento de sus deberes constitucionales, deben obrar conforme a la justicia y la verdad, y no al servicio de una parcialidad política. Así erradicarán de su seno las prácticas de persecución y tortura, y resguardarán, defenderán y harán respetar los derechos de todos, por encima de cualquier interés personal o partidista”, sostiene la CEV en la exhortación pastoral publicada tras la CXII Asamblea Ordinaria Plenaria de la institución.

En el documento fijan su posición con respecto a la situación que vive la nación. Además, citan al informe de la funcionaria de la ONU para hacer referencia al uso excesivo de la fuerza y las “muertes causadas en el contexto de operativos de seguridad”, hechos que recuerdan han sido denunciados en reiteradas oportunidades por instancias nacionales e internacionales y que opinan quedan en evidencia en casos como el del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien falleció por presuntas torturas que habría recibido mientras estuvo preso en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Por otra parte el texto señala que “ante la realidad de un gobierno ilegítimo y fallido, Venezuela clama a gritos un cambio de rumbo, una vuelta a la Constitución. Ese cambio exige la salida de quien ejerce el poder de forma ilegítima y la elección en el menor tiempo posible de un nuevo presidente de la República. Para que sea realmente libre y responda a la voluntad del pueblo soberano”.

Al respecto, la CEV puntualiza en que para lograr el restablecimiento de la democracia en el país se requieren condiciones entre las que destacan un nuevo Consejo Nacional Electoral, la actualización del registro electoral, el voto de los venezolanos en el exterior y una supervisión de organismos internacionales como la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea, entre otras.

Ante el peligro que corren miles de familias venezolanas por la emergencia humanitaria compleja que sufre el país el llamado que hace la conferencia es a que se permita la entrada y distribución de insumos alimentarios y medicinas.

“La Iglesia Católica, a través de sus instituciones, y particularmente las Caritas parroquiales, diocesanas y nacional, renueva su compromiso de participar, junto a otras organizaciones, en la recepción y distribución de esta ayuda humanitaria”, señala el texto.

(Con información de Tal Cual)

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default

Valencia

comparte
comparte