“A mi bebé se la robaron de hospital de Guacara”

Notitarde.- Once días después de haber dado a luz, la joven primeriza María Gabriela Bolívar Ruíz en el hospital de Guacara aún no encuentra a su bebé ni viva ni muerta.

Para tratar de recuperar a su primogénita no está dispuesta a dejar piedra sin voltear. Considera inaudito que nadie pueda ofrecerle una explicación creíble de lo sucedido. En lugar de entregarle a su criatura, le concedieron un escueto papel escrito a puño y letra.

La joven de 22 años, residenciada en el sector Bello Monte I, de la parroquia Rafael Urdaneta, insiste en que su niña despareció del centro asistencial sin que las autoridades logren ofrecerle respuesta alguna.

Su intuición y su corazón de madre le señalan que su hija nació viva. “Me la robaron”, sostiene aunque en el Materno Infantil Julia Benites le manifiestan que simplemente se perdió.

La joven parturienta recuerda que las cinco de la tarde del pasado primero de julio, llegó al centro asistencial tras percibir los primeros dolores de parto. Desde entonces comenzó a gestarse su tragedia.

Los médicos le tomaron la tensión y efectuaron todos los protocolos de atención prenatal. Le dijeron que la niña venía bien. Le recomendaron que se machara a casa, que se preparara y regresara cuatro horas después.

Sin embargo, decidió quedarse en el hospital. Tenía cinco centímetros de dilatación. Las contracciones se hacían cada vez más rítmicas, fuertes y continuas.

Se desplomó cuando poco antes de dar a luz le pintaron un cuadro devastador. Le aseguraron que de repente el corazón de su niña dejó de latir.

“A las 12:12 del dos de julio nació mi hija. Me la enseñaron de manera apresurada. La vi y estaba rosadita, no estaba morada. Eso me extraño mucho y además fue un parto normal”.

Después la remitieron al hospital central para que se sometiera a un legrado, una intervención quirúrgica que consiste en raspar la superficie del útero para suprimir una eventual infección debido a que la pequeña había muerto antes de nacer.

No obstante, allí los médicos le indicaron que ese procedimiento no era necesario. Compró el pequeño ataúd y contrató los servicios funerarios para sepultar a su niña, pero en el hospital le dicen que la criatura se les extravió. No aparece por ningún lado.

Considera que le han ofrecido diferentes respuestas, ninguna coherente. Una teoría refiere que tal vez el camión de desechos biológicos se llevó el pequeño cuerpo en una confusión. Le comentaron que pudieron haber arrojado el cadáver en algún basurero de Guacara junto con otras placentas.

A María Gabriela le pidieron que ella misma revisara las cavas y otros espacios de la morgue del hospital para que a través de su propia constatación certificara que su hija no estaba ahí.

“Ellos nos creen ignorantes porque vivimos en una zona humilde”, afirmó tras presentarse a la subdelegación del Cicpc en Mariara donde formalizó la denuncia.

En su peregrinación ha acudido también al Ministerio Público, Insalud y a la Policía de Guacara. “Me prometieron que iban a designar a una fiscal, pero aún estoy esperando”, comentó la abatida parturienta.

María Gabriela lamenta la decadencia e indolencia de las instituciones que no han sido capaz de entregarle el acta de defunción.

“Le ruego a Dios para que los responsables paguen. Es inmensa la crueldad lo que hacen conmigo y con mi niña, una criatura inocente”.

En medio de su desconsuelo piensa que si su bebé en realidad nació sin vida, merece una sepultura cristiana. Reconoce que hasta los fallecidos tienen derechos post mortem, al menos un tratamiento decoroso del cadáver.

(Con información de Notitarde)

ampforwp_custom_content_editor:
ampforwp_custom_content_editor_checkbox:
ampforwp-amp-on-off:
default

22°C

Valencia

Mostly Sunny

Humedad 90%

Viento 0.00 km/h

  • 17 Jul 201828°C21°C
  • 18 Jul 201827°C20°C
comparte
comparte